Corriente Marxista Internacional

El pasado 13 de febrero asesinaron al compañero marroquí Azzouz Hosni, de 40 años, en El Ejido (Almería), militante del SOC (Sindicato de Obreros del Campo) desde hacía más de tres años, aunque últimamente no de manera activa. Azzouz era trabajador d El pasado 13 de febrero asesinaron al compañero marroquí Azzouz Hosni, de 40 años, en El Ejido (Almería), militante del SOC (Sindicato de Obreros del Campo) desde hacía más de tres años, aunque últimamente no de manera activa. Azzouz era trabajador del campo y de la construcción, no tenía antecedentes y vivía desde hace cinco años en El Ejido.

Según testimonios recogidos los asesinos eran jóvenes españoles; jóvenes españoles también son la mayor parte de los agresores de decenas de inmigrantes, agresiones ocurridas en los últimos años a puñetazos, con piedras, barras de hierro, que se han acelerado sobre todo en el último año y medio; españoles jóvenes, hijos de caciques locales y empresarios agrícolas, son también quienes han asistido en sus lujosos jeep, cámara de video en mano, para grabar e intimidar a los asistentes de asambleas públicas de jornaleros inmigrantes convocadas por el SOC en la zona del Poniente almeriense, todo ello a la luz del día y con total impunidad.

Por tanto, este asesinato que estaba anunciado desde hace meses es, por ahora, la culminación de una auténtica campaña de violencia organizada que se ha desatado en el último período contra los trabajadores inmigrantes por parte de grupos de patronos y elementos fascistas que buscan enfrentar y dividir a la clase trabajadora en líneas racistas. El asesinato del compañero Azzouz es un crimen cometido contra el conjunto de los trabajadores, sean inmigrantes o españoles.

Desde el SOC se ha denunciado en numerosas ocasiones estas agresiones sin que se hayan puesto medios para acabar de raíz con esta situación. Al contrario, en numerosas ocasiones nos hemos enfrentado a una campaña interesada de manipulación y rumores por parte de policía y medios de comunicación que relacionaban estas agresiones con “tráfico de drogas” y otro tipo de calumnias que buscan distraer la atención de lo fundamental: hay grupos fascistas organizados que utilizan Internet para hacer llamamientos contra los trabajadores inmigrantes; se viene a nuestras asambleas públicas a filmarnos con cámaras de video con el objetivo de intimidarnos; y se produce una escalada de agresiones físicas contra cualquier inmigrante de forma impune.

La violencia fascista

no puede quedar impune

Los trabajadores con conciencia de clase sabemos de la situación opresiva que se vive cuando se es emigrante. Recordemos las privaciones y humillaciones que sufrimos el más un millón de inmigrantes españoles en Europa hace 30 o 40 años, nosotros mismos, nuestros hermanos y padres. La misma situación alienante que viven ahora nuestros hermanos de clase africanos, eslavos, americanos, o de cualquier otro país.

En el pasado, con el PP en el poder, era lógico que no se pusieran todos los medios a favor de que se esclarecieran estos hechos. Ahora está el PSOE en el poder y, lógicamente esperamos otra cosa. El PSOE tiene la responsabilidad de que no se le asocie con el hecho de que un crimen fascista haya quedado impune por lo que para poner las bases para acabar con esta situación exigimos:

· ¡Pedimos inmediatamente la intervención del subdelegado del gobierno y del propio gobierno de Zapatero para que intervengan directamente en este asunto hasta esclarecerlo!

· ¡Pedimos que la Junta de Andalucía y el gobierno central realicen un plan de inversiones de ayuda a los trabajadores inmigrantes (en viviendas, construcción de centros sociales, contratación de trabajadores sociales, cursos de formación permanentes y gratuitos…) que dignifiquen las condiciones de vida de los inmigrantes.

· Pedimos la ampliación de las condiciones para permitir la regularización de todos los trabajadores inmigrantes que hay en el Estado español.

Todas estas medidas están relacionadas: muchos empresarios buscan mantener en la marginalidad a los trabajadores inmigrantes y, desgraciadamente, el actual gobierno socialista con la actual regularización va a seguir permitiendo la marginalidad. Es por eso que todas las organizaciones de izquierdas que representan a los trabajadores tienen una responsabilidad: unir a todos los trabajadores. Hay más de tres millones de trabajadores inmigrantes en el Estado español. Junto con los trabajadores inmigrantes hispanos forman la misma clase trabajadora en los tajos, fábricas y centros de trabajo. Sería un crimen que las organizaciones de izquierda no se unieran contra la división que buscan los empresarios más reaccionarios. Hoy somos nosotros, mañana serán otros. La agresión del joven de izquierdas que fue apuñalado en Guadalajara por fascistas es bastante indicativa. Sólo luchando se puede parar a estos elementos. Si hoy agachamos la cabeza, mañana atacarán en el Poniente almeriense a cualquiera que quiera luchar.

A la misma vez, la mayor parte de los trabajadores inmigrantes están fuera de Andalucía. Sólo se puede aspirar a que el problema de este colectivo pueda mejorar claramente con la más amplia movilización estatal del conjunto de la clase trabajadora.

En la medida en que el SOC es una organización minoritaria a nivel estatal lo correcto es hacer llamamientos a los dirigentes de otras organizaciones (UGT, CCOO, CGT, STE-USTEA, IU, PSOE…) para llevar a cabo una campaña unitaria de movilizaciones que empiece por asambleas en todos los pueblos y centros de trabajo para luchar por las consignas arriba mencionadas.

En lo que respecta al asesinato del compañero Azzouz, el SOC ha convocado junto a otros colectivos (CGT, STE-USTEA y otras asociaciones de inmigrantes) una concentración para el domingo 6 de marzo, a las 12 en la Plaza Cervantes en El Ejido. Desde El Militante llamamos a la máxima asistencia a este acto pero, tal como hemos mantenido durante todo este tiempo, pensamos que el ataque ha sido de tal gravedad y existía la suficiente rabia como para haber sido mucho más audaces con una reacción más rápida y contundente, haciendo en todo momento un llamamiento a otras organizaciones y a los trabajadores españoles.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org