Corriente Marxista Internacional

Esta madrugada, aproximadamente sobre las 5 de la mañana del 14 de febrero, un hermano de clase, un trabajador, jornalero inmigrante, ha sido asesinado a manos de un grupo de fascistas. Le pegaron una paliza. No tuvieron suficiente con los puños y la Esta madrugada, aproximadamente sobre las 5 de la mañana del 14 de febrero, un hermano de clase, un trabajador, jornalero inmigrante, ha sido asesinado a manos de un grupo de fascistas. Le pegaron una paliza. No tuvieron suficiente con los puños y las patadas: le golpearon además con una cadena hasta quitarle la vida.

Esta noticia hoy no ha sido la primera portada de los telediarios. Si hubiera sido ETA quizás los televisores harían un monólogo sobre ello. Pero sólo ha muerto un inmigrante. Lo aberrante es que han intentado vincular este asesinato con motivos de delincuencia, de droga. La mentira está servida.

Este compañero, que además llevaba afiliado al SOC desde el año 2001, que participó en los encierros en iglesias después de la muerte de un grupo de trabajadores ecuatorianos atropellados por un tren, ya no podrá utilizar su coraje y empeño junto a sus otros compañeros por dignificar sus vidas de obreros del campo.

Para la clase obrera del conjunto del Estado es más que un día triste. Hoy es el día en que las organizaciones de clase deben organizar rápidamente una respuesta. Y además ésta debe ser contundente.

El Ejido, y todo el Poniente almeriense, es una zona en la que un sector de agricultores están sacando buenos beneficios gracias a la mano de obra inmigrante. Pero no tenían bastante con explotarla. Los más reaccionarios de entre ellos tenían que crear pánico entre los jornaleros, porque eso les serviría como aviso para que no se organizaran ni lucharan por sus intereses. En el año 2000 vimos escenas escalofriantes que recordaban a la caza de negros en los estados del Sur de Estados Unidos. La caza del inmigrante en El Ejido fue un hecho.

En el pasado, con el PP en el poder, era evidente que la derecha no iba a mover ni un dedo para que se esclarecieran estos hechos. Muy al contrario desde el PP se ha protegido a estos asesinos, pues después de todo ningún fascista está en la cárcel. Pero ahora es el PSOE el que está en el poder. El PSOE tiene la responsabilidad de que no se le asocie con la impunidad de un crimen fascista; de que convierta en realidad sus palabras de defensa de las libertades y los derechos democráticos y de lucha contra el racismo. Por ello debemos exigirle al gobierno:

- ¡La intervención inmediata del subdelegado del gobierno y del propio Zapatero para que intervengan directamente en este asunto hasta esclarecerlo, dar con los culpables y que paguen por sus delitos!

- ¡Que la Junta de Andalucía y el gobierno central realicen un plan de choque con inversiones y ayudas a los trabajadores inmigrantes (en viviendas, educación, sanidad, centros sociales, trabajadores sociales, cursos de formación …) que dignifiquen sus condiciones de vida.

- La ampliación de las condiciones para permitir la regularización de TODOS los trabajadores inmigrantes que hay en el Estado español.

Todas estas medidas están relacionadas: muchos empresarios buscan mantener en la marginalidad a los inmigrantes y, desgraciadamente, el gobierno socialista con la actual regularización la va a seguir permitiendo. Y es justamente esta marginalidad la que deja a los inmigrantes en una situación de indefensión ante las agresiones. Por eso TODAS las organizaciones de izquierdas que representan a los trabajadores tienen la responsabilidad de llevar a cabo la unidad del conjunto del movimiento obrero, tanto a la hora de movilizar como a la de organizarlos. Hay más de tres millones de trabajadores inmigrantes en el Estado español que junto al resto de obreros formamos LA MISMA CLASE TRABAJADORA en los tajos, fábricas y centros de trabajo. El ejemplo de que hoy asesinan a un trabajador inmigrante y mañana puede ser cualquier otro, cualquier sindicalista o joven combativo es que el fin de semana pasado un joven militante de las Juventudes Comunistas fue apuñalado en Guadalajara por fascistas produciéndole heridas graves que le llevaron a ingresarle en la UVI.

Hoy un compañero ha muerto, pero es que llevamos meses en los que el SOC no deja de poner denuncias por palizas. Algunos ni denuncian por miedo. Y es que los fascistas no se andan con remilgos: si ven a un inmigrante andando por la cuneta de la carretera, dirigiéndose a trabajar o a descansar después de la jornada, ellos pasan con una moto o un coche por al lado y sin pararse le aporrean con un bate de béisbol, dejándole herido allí, como si de un perro se tratase.

POR UNA HUELGA GENERAL EN LA PROVINCIA

No podemos dejar pasar esta agresión. Desde ya sí hay una cosa clara: o la respuesta es lo suficientemente importante o será un precedente para los fachas. Es necesario que todos los sindicatos de clase (SOC, CCOO, UGT, CGT, USTEA, Sindicato de Estudiantes) junto con las organizaciones políticas de los trabajadores, Izquierda Unida y PSOE convoquen una gran manifestación en Almería como el primer paso para preparar una huelga general en toda la provincia, llamando a la juventud y a los estudiantes a parar las clases y a una gran marcha de toda Andalucía en El Ejido con el fin de arropar a estos trabajadores y aislar a los racistas. Lo peor que se puede hacer en este momento es dejar solos a nuestros compañeros como a la derecha les gustaría. La lucha de los inmigrantes por dignificar su vida es la lucha del conjunto de la clase obrera. Si la derecha juega a dividirnos nosotros debemos romper esas barreras y unificar nuestra lucha.

No son bandas de gamberros, son ultraderechistas que les mueven ideas xenófobas, anticomunistas, homófobas, etc.; por eso debemos responder como un solo hombre, creando comités de autodefensa a la vez que les barremos con la movilización.

¡BASTA DE IMPUNIDAD A LOS FASCISTAS!

¡CASTIGO A LOS CULPABLES!

SOMOS LA MISMA CLASE OBRERA: POR UNA GRAN MOVILIZACIÓN PARA ARROPAR A NUESTROS HERMANOS DE CLASE, LOS INMIGRANTES.

Raquel Estévez

Sevilla


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org