Corriente Marxista Internacional

El pasado día 18 de enero se celebró en Alcalá de Henares un acto en solidaridad con Galicia con motivo del desastre del Prestige, convocado por la Asociación Galega Corredor do Henares y al que asistimos varios compañeros que participamos en la elaboración y difusión de El Militante. El acto duró más de dos horas y contó con cerca de 1.500 asistentes. En el mismo intervinieron diversos grupos regionales con bailes y canciones y se dio lectura a poemas de escritores gallegos. Se recibieron numerosas cartas de solidaridad del movimiento obrero del Corredor del Henares, desde la Unión Provincial de CCOO de Guadalajara hasta numerosas empresas y sindicatos de rama.

El acto no pretendía ser un acto de solidaridad sin más, como a los que nos tiene acostumbrados TVE 1 —esa solidaridad babosa, cercana a la caridad, que tan bien encarna Pedro Ruiz—; ese tipo de solidaridad que indigna al pueblo gallego; ese tipo de solidaridad del “Todos juntos con Galicia”; todos, incluidos los culpables del desastre, el gobierno de la Xunta y el de Aznar, que se disfrazan de “solidarios”con Galicia, tratando así de ocultar su responsabilidad ante la catástrofe.

Un tipo de solidaridad diferente se vio en este acto, como muy bien explicó el vocal de cultura de la Asociación Galega, André González, que en un discurso brillante dejó bien claro quiénes eran los responsables de la catástrofe, pues tal como él decía: “La actitud de los gobiernos central y de la Xunta ha sido la pasividad, la falta de previsión, la incapacidad manifiesta, cuando no la irresponsabilidad criminal, la cínica prepotencia y un total y absoluto desprecio hacia la vida de ancianos, mujeres y niños gallegos”.

Evidentemente estas palabras no sentaron muy bien a los “centristas” del PP que, en un grupo de unos 20, primero abandonaron la sala y luego quisieron reventar el acto. ¡Qué poco democráticos son los del PP cuando se les dice la verdad a la cara! Un sector amplio de los asistentes, frente a las imprecaciones, respondió con aplausos, mostrando su aprobación al discurso y el rechazo a la actitud intolerante de una minoría entre la que se encontraba algún concejal del PP de Alcalá.

Esta actitud es una muestra más de por qué al PP le molesta lo que ha sucedido en Galicia. No le molesta por lo que significa el desastre para la gente sino por que ha puesto de manifiesto su auténtico rostro, el rostro de la derecha. Ajena a los sufrimientos de los trabajadores, de los marineros, de la población en general, el chapapote ha retirado el velo con el que pretendían cubrir su cara prepotente, soberbia, y mentirosa.

Esto precipita el fin de su gobierno, y ellos lo saben; y los trabajadores, los marineros, los jóvenes, tanto de Galicia como del resto del Estado, venceremos. Citando las frases finales del mencionado discurso: “Venceremos nos, como se canta en el espiritual negro, venceremos con vosotros, brazos amigos, a los que no nos llegan las lágrimas para agradeceros tanta hermandad, tanta profunda humanidad, tanta inmensa solidaridad, no como caridad, sino como hermanos: los de siempre: los trabajadores, las mujeres y los jóvenes”.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org