Corriente Marxista Internacional

Ezker Marxista y El Militante hemos organizado una campaña del 8 al 14 de mayo por todo Euskal Herria con la presencia de Gerry Ruddy y Danny, ambos miembros del IRSP (Partido Republicano Socialista Irlandés). Esta campaña se ha dado en un momentoe Ezker Marxista y El Militante hemos organizado una campaña del 8 al 14 de mayo por

todo Euskal Herria con la presencia de Gerry Ruddy y Danny, ambos miembros del IRSP (Partido Republicano Socialista Irlandés).

Esta campaña se ha dado en un momento excepcional por diversos factores:

1º.- La situación en Euskal Herria.

El resultado de las Elecciones autonómicas del País Vasco del 17 de abril han supuesto un auténtico terremoto político. Los intentos de ilegalizar la candidatura de la izquierda abertzale se han visto frustrados por la irrupción en el parlamento vasco de EHAK (Partido Comunista de las Tierras Vascas), opción que con el apoyo de Batasuna ha logrado nueve escaños. En una lectura ideológica de estos comicios, las candidaturas con una base social de izquierdas han experimentado un claro avance en relación a las anteriores elecciones autonómicas del 2001: La izquierda, PSE-EE, EHAK, EB-IU Y ARALAR, sube 40.353 votos más . Por el contrario la derecha vasca y españolista PNV-EA y PP sufre un fuerte retroceso: 268.487 votos menos en relación a las últimas elecciones autonómicas del 2001 perdiendo nueve diputados en la cámara vasca. Este avance en votos es más significativo aún si tenemos en cuenta que había 50.000 electores menos en el censo y que ha habido 10 puntos más de abstención.

El ascenso del PSOE junto a la caída del PP ha impulsado a los socialistas a buscar el acuerdo de todas las demás organizaciones políticas en el Parlamento estatal para intentar llegar a un proceso de paz con ETA. El ejemplo de los acuerdos de Viernes Santo está muy presente en Euskal Herria.

2º.- La situación en Irlanda.

La misma semana en que celebramos los actos se conmemoraba el 89 aniversario del fusilamiento de James Connolly el 12 de mayo de 1916 y salían los resultados de las elecciones al Parlamento londinense que mostraban un escenario más polarizado y dividido en los 6 condados del norte de Irlanda para sorpresa de quienes alaban los acuerdos de Viernes Santo.

La Campaña ha tenido una cobertura casi exclusivamente en euskera bien anunciando los distintos actos o publicando artículos de colaboración de Ibon Artola y Manu Odriozola en el Gara, en el Hitza de Tolosaldea con fotos del acto con los presos y la charla y en Berria que es el diario en Euskera para todo Euskal Herria. Salió también con foto de Gerry en Xirika un artículo presentando la campaña y cada uno de los actos. Ninguno de los periódicos en lengua castellana sacaron ninguna reseña ni acudieron a la rueda de prensa que se llevó a cabo en Bilbao.

Gerry Ruddy fue en 1967 miembro fundador del Grupo republicano de la Universidad de Quiv en Belfast cuando estaban prohibidas todas las organizaciones republicanas. Fue miembro fundador de Democracia Popular grupo estudiantil de la lucha por los derechos civiles en el 68 y miembro de la Asociación por los derechos civiles de Irlanda del Norte NICRA, participó en numerosas campañas de apoyo a los presos en huelga de hambre. Es un antiguo miembro del Comité Ejecutivo del TUC Irlandés, ocupó el cargo de Secretario General del IRSP y ahora ocupa el cargo de Secretario político.

A lo largo de la campaña hemos visto que Gerry es un hombre muy creativo, capaz de variar cada discurso aportando elementos novedosos y muy interesantes en cada acto y es un revolucionario con una gran modestia que en cada acto ha insistido en que él no quería inmiscuirse en absoluto en los asuntos de Euskal Herria, que él no venía al Pais Vasco ni a criticar la lucha en Irlanda de otros grupos ni a dar lecciones sobre cómo se debía luchar aquí. Su objetivo era aportar sus propias experiencias por si a alguien le pudiesen servir.

Por su parte Danny que participó en casi todos los actos mostró su apoyo al proceso del IRSP y del INLA de pasar de la lucha armada a la lucha política después de que el pueblo irlandés dejase claro su apoyo a la paz en Irlanda.

Durante una semana Gerry Ruddy y Danny han estado en las Universidades públicas de las 4 provincias vascas: Leioa en Bilbao, Campus de Ibaeta en San Sebastían, Filología e Historia en Alava y la Universidad Pública de Navarra. A dichos actos acudieron en total algo más de 50 estudiantes para conocer la situación en Irlanda, particularmente en el Ulster así como el efecto que han tenido los acuerdos de Viernes Santo.

Igualmente hubo charlas en tres Gaztetxes (Casas de la juventud) que son locales ocupados y autogestionados por los propios jóvenes. En Kukutza en el Barrio de Recalde en Bilbao que es una antigua fábrica abandonada y probablemente sea el más grande de Euskal Herria salieron en el turno de preguntas la cuestión sindical y la actitud de los republicanos ante el problema de la droga en los barrios obreros.

Estuvieron también en Ibarra en Guipúzcoa, en la comarca de Tolosaldea que agrupa a 28 pueblos en los que, en todos ellos, hay algún preso político o exiliado vasco. Algo que se visualiza en las calles al ver las banderolas blancas colgadas con el símbolo de Eukal Herria en negro y el eslogan “Presos Vascos al Pais Vasco”. “Euskal Presoak Euskal Herrira”.

Gerry y Danny mantuvieron en dicho Gaztetxe una entrevista con una nutrida delegación de la Asociación de Familiares de Presos Políticos Vascos ETXERAT. Se dio el caso curioso de que un tío de Danny miembro del IRSP estuvo en el mismo lugar y firmó un cartel, que nos enseñaron, hace 12 años. Dicha delegación contaba con una representante de los presos vascos en cárceles francesas, una representante de los presos en cárceles españolas, y pudimos escuchar de primera mano la problemática de los propios familiares que garantizan una visita cada semana a cada preso y que han de recorrer miles de kilómetros por la política de dispersión para poder verles apenas 40 minutos. También nos contaron el caso de una mujer con su hijo de 4 años que viajó hasta Paris y le hicieron volverse sin visita porque su marido ni estaba en esa cárcel ni le daban razón de dónde podía estar. La política de dispersión ha provocado desde que se inicio en 1988 17 muertes de familiares en las carreteras. Explicaron además la situación terrible de los exiliados a los que cada vez les resulta más difícil lograr que se les reconozca aunque sea por unas semanas el estatus de refugiado político, y como son tratados como moneda de cambio entre los distintos gobiernos y muchas veces desaparecen durante meses sin saber sus familiares si están vivos o no.

Explicaron la situación del colectivo de mujeres que serán unas 200 en estos momentos que sufren torturas sexistas como en el caso de Amaia Uriza violada con una pistola y la problemática de las madres presas con hijos que en algunos casos han estado 3 años aisladas en la cárcel con la única compañía de su propio hijo. Las reivindicaciones más inmediatas del colectivo se centran en el acercamiento de los presos políticos a las cárceles de Euskal Herria poniendo fin a la política de dispersión, la liberación de quienes han cumplido ya las 3\\\\4 partes de la condena como marca la Ley y de los presos enfermos en estado terminal. La asociación entregó a los compañeros numeroso material como banderas, pañuelos similares a los de las madres de la plaza de mayo y un Quinqué de aceite, idea extraída del cuadro de Guernika que simboliza la luz en casa que alumbra el retorno de los presos a los que esperan familiares y amigos . Por su parte Danny que ha estado en la cárcel 4 veces reconoció que la represión a los presos y sus familiares son similares en Irlanda y no tienen otro fin que romperles moralmente e intentar doblegarles.

Gerry y Danny mostraron todo su apoyo y solidaridad con los presos políticos e insistieron en que ellos jugarían un papel clave en la resolución del conflicto por un lado porque para mantener la moral necesitan elevar su nivel político en las cárceles y también porque el hecho de estar presos les confiere más autoridad respecto al conjunto del movimiento. Gerry mostró el documento de Ta Power que tuvo una gran influencia en el IRSP y el INLA como un ejemplo de ello. Al final hubo una entrega de regalos de los familiares a los compañeros del IRSP y éstos les entregaron el arado estrellado, la bandera del Ejército Ciudadano Irlandés, que Lenin caracterizó como el primer ejército rojo del mundo, de color azul oscuro con 7 estrellas blancas de cinco puntas en forma de arado, una constelación que simboliza la unión del trabajo y lo que sería el futuro socialista de la humanidad.

Posteriormente en el mismo Gaztetxe de Ibarra se llevó a cabo la charla con una asistencia de unas 35 personas. El acto en este caso estaba organizado por la Asamblea de Jóvenes y el Gaztetxe de Tolosa. Al final se vendieron varios libros por un valor de 33,60 euros y se hizo una colecta con 90,30 euros para financiar la campaña.

El jueves 12 la charla se hizo en Vitoria en la Sala Luis de Ajuria con una asistencia de 45 personas y el viernes 13 en el Gaztetxe de Burlada que está en el antiguo cine en un barrio obrero de Pamplona en Navarra y al que acudieron 35 jóvenes. Aquí las preguntas se centraron sobre la validez de la "lucha armada". La pregunta en concreto era que cómo se iban a lograr por las vías políticas lo que no se había conseguido por las armas y si no era necesario usar a la vez ambas formas de lucha por la liberación nacional.

Gerry explicó que 4 cargamentos de armas en Irlanda no fueron suficientes para lograr la liberación nacional pero que con ideas revolucionarias ganando a la mayoría de los trabajadores a las ideas del marxismo sí se podría lograr. Lo importante es que la política esté al mando en todo momento, insistió una y otra vez explicando que era una de las lecciones que había reflejadas en el documento de Ta Power. "Los ricos siempre traicionan a los pobres". Esta frase la dijo en cada acto para enfatizar que sólo la clase trabajadora puede dirigir la lucha hacia la victoria.

Gerry explicó la necesidad de conocer la situación de los presos vascos y reclamar su acercamiento a las cárceles de Euskal Herria como un derecho democrático que deberían apoyar todas las fuerzas progresistas aunque tuviesen diferencias políticas con ellos. Eso es lo que el IRSP estaba haciendo en Irlanda donde aún quedan más de 40 presos políticos a los que no se les reconoce ese estatus tras la firma de los acuerdos de viernes santo. Estatus que fue logrado después de la huelga de hambre y la muerte de 10 presos bajo el gobierno de Márgaret Tacher.

Hizo un repaso a la tradición republicana que se remonta a la época de la Revolución Francesa y que por ello es una tradición internacionalista opuestos al dominio británico en Irlanda. La primera obligación de un revolucionario es resistirse a la ocupación por ello en Irlanda hay una larga tradición de lucha anti-imperialista.

El IRSP son los seguidores de James Connolly Fundador del ICI que en 1916 llevó a cabo la insurrección y que explicó el papel dirigente de la clase trabajadora en la lucha por el socialismo y por la liberación nacional de Irlanda.

Desde 1975 Gerry explicó que han estado en guerra contra el imperialismo británico. Tres presos del INLA murieron en huelga de hambre en el 81 junto a 7 presos del IRA, 40 más murieron en la lucha y llegaron a tener hasta 600 presos políticos en las cárceles. Los líderes y voluntarios fueron asesinados y los simpatizantes aislados, encarcelados y torturados. Explicó como en su movimiento los líderes políticos con más talento como Seamus Costelo, Ta Power y otros que fueron surgiendo fueron asesinados lo cual deja en evidencia que el imperialismo siempre temió a las ideas. A su vez eso les llevó a cometer errores en el desarrollo de la lucha que han analizado honestamente como revolucionarios.

Gerry hizo una valoración del acuerdo de Viernes Santo tras 7 años de ser firmados. ¿Victoria o derrota?. El IRSP mostró desde el principio su desacuerdo. En primer lugar por cómo se negoció, sin dar una información real y precisa a los propios republicanos, creando la imagen de que era una victoria cuando no lo era.

Los acuerdos institucionalizan el sectarismo y representan una garantía para los unionistas que no desean la reunificación de Irlanda. Mantiene y refuerza el dominio británico sobre una parte de la isla y no trata de los problemas económicos y sociales de la clase trabajadora.

Gerry explicó en los distintos actos, que se han construido más muros de contención entre comunidades tras la firma de los acuerdos que en el período de guerra. Estos muros no separan a los ricos entre sí. Ellos comparten los mismos campos de golf y zonas residenciales. Los muros separan a un padre de familia sin trabajo con cinco hijos católico, de un obrero con cinco hijos sin trabajo protestante. De lo que se trata es de mantener dividida a la clase trabajadora para que no luche unida por sus propios intereses de clase. Gerry defendió el derecho a una Irlanda socialista y una Federación socialista de los pueblos de Europa para acabar con el capitalismo y lograr a la vez la liberación nacional de Irlanda. La lucha por los derechos democráticos nacionales y la lucha por el socialismo son una y la misma lucha.

Gerry insistió que si quienes firmaron los acuerdos de Viernes Santo hubiesen dicho que era un compromiso con el imperialismo porque había un gran ansia de paz y en ese momento no se podía lograr más pero que había que sacar lecciones de la lucha y prepararse para el futuro, hubiesen ganado autoridad frente a todo el movimiento republicano. Por el contrario fabricar una victoria donde hay una derrota y no sacar las lecciones necesarias hace un flaco favor a la lucha por la liberación nacional de Irlanda.

Explicó que pese a no apoyar los acuerdos, el IRSP había pedido al INLA que declarase una tregua indefinida en la lucha armada al constatar el apoyo del pueblo irlandés a una situación de paz dando pasos para reorientar a los ex-combatientes y ex-presos del INLA hacia la lucha política.

Hay que decir las cosas como son y no como queremos que sean. Ser honestos con el movimiento. Lo que liberará a los pueblos son las ideas y esa es una de las lecciones fundamentales de su lucha. Un revolucionario sin un arma sigue siendo un revolucionario, un arma sin un revolucionario es algo inútil. Igualmente Gerry, extrayendo las enseñanzas del documento de Ta Power dijo cómo quienes están involucrados en la lucha armada tienden a despreciar a quienes son más fuertes en el terreno político y eso a su vez lleva a una militarización que pierde de vista los aspectos más generales de la lucha cayendo en errores como el caudillismo y la falta de democracia interna. Frente a esto es necesaria la formación política de todos los militantes, una política correcta, combatir el caudillismo y las actitudes elitistas dentro de la organización y promover la máxima democracia interna son las precondiciones para el crecimiento de una organización revolucionaria que lleve a nuestra clase a la victoria.

Para los camaradas de Ezker Marxista y el Militante que despedimos a los compañeros con una comida de fraternidad en Bilbao ha sido una experiencia extraordinaria toda la gira y los debates desarrollados durante la misma por lo que estamos enormemente agradecidos por su visita a los compañeros del IRSP y al Comité por una Internacional Marxista que ha realizado los contactos y las gestiones para que esta se pudiese llevar a cabo ayudándonos a dar pasos importantes en la construcción de una corriente marxista y revolucionaria en Euskal Herria.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org