Corriente Marxista Internacional

El PSOE debe romper cualquier lazo con el PP

El sábado 29 de mayo decenas de miles de personas salieron a las calles en Bilbao a denunciar la ilegalización de HZ que deja en la más absoluta indefensión a decenas de miles de personas que ni pueden presentarse ni votar su candidatura por el delito de haber sido señalados por el dedo por la dirección del PSOE y el PP. Zapatero debería escucharles. El PSOE debe recuperar la defensa del derecho de autodeterminación para las nacionalidades históricas vinculándolo a la lucha por el socialismo y de esa forma acabarán con las causas que generan los problemas en la situación actual y entre ellos el terrorismo individual que es la expresión de un sistema capitalista enfermo, podrido y en descomposición.

Los principios “consagrados” en la Constitución española que tanto dicen defender como el de “tener un proceso público con todas las garantías, el derecho a la prueba, a la tutela judicial efectiva, a la proscripción de la indefensión y a la seguridad jurídica” los han interpretado en función de sus intereses como cabía esperar. HZ ha impugnado “todos y cada uno de los documentos que aparecen en los anexos de los informes de la Guardia Civil y la Policía “ puesto que son o fotocopias de recortes de prensa sin contrastar, o documentos supuestamente intervenidos a personas detenidas o autos judiciales de Baltasar Garzón que “no son firmes porque se hallan recurridos”. Además los documentos cuyo original están redactado en euskera es imposible comprobar la veracidad de la traducción.

Por otro lado, como destaca la defensa de HZ, no se debería considerar como una acusación el que algunos componentes de su lista formaran parte de candidaturas que en su momento eran plenamente legales.

Ataque a los derechos democráticos

En realidad lo que se ilegaliza es la libertad de pensamiento y de asociación política conculcando el derecho de miles de ciudadanos a elegir y ser elegidos. Este recorte en los derechos democráticos nos afecta absolutamente a todos. Hoy son los de HZ pero mañana puede ser cualquiera.

La ilegalización de la candidatura abertzale Herritarren Zerrenda a las elecciones europeas a instancias del PSOE y del PP tras su reunión en el mal llamado “Pacto por las libertades y contra el terrorismo” ha sido un duro golpe al torrente de ilusiones que Zapatero despertó tras la retirada de tropas de Iraq, la paralización del Plan Hidrológico, y de la también mal llamada Ley de Calidad del PP y después de haber tomado algunas medidas importantes en relación a Euskal Herria como la paralización de la Reforma del Código Penal por el que Ibarretxe podría ser encarcelado si llevase a cabo su consulta en Euskadi o el llevar a Europa el reconocimiento del euskera junto al catalán y el gallego como lenguas oficiales del Estado.

Estas reformas son consecuencia directa de la acción consciente y participativa de las masas tras los atentados del 11-M y como respuesta a las mentiras y manipulaciones del Partido Popular. Millones de personas se lanzaron a la calle a protestar y exigir un cambio profundo. Los avances se consiguen así, luchando.

La solución al problema nacional vasco pasa precisamente por restablecer los derechos democráticos que el PP recortó, empezando con la derogación de la Ley de Partidos, que es un abuso inconcebible incluso en un Estado democrático burgués.

¿Por qué esta marcha atrás del PSOE acercándose al Partido Popular? ¿Acaso la dirección del PSOE cree que la merma de acciones de ETA se debe a la política represiva del PP y al recorte dramático de los derechos democráticos que impuso y del que forma parte la Ley de Partidos y la ilegalización de la izquierda abertzale?.

Nada más lejos de la realidad. Todos los informes policiales advierten de que aquí no se ha solucionado nada, están en máxima alerta porque saben que las dificultades de ETA, que sí son reales, pueden traer sin embargo acciones desesperadas. Todos hemos visto todo el daño que pueden causar un puñado de individuos. Como correctamente están afirmando algunos dirigentes del propio PSOE, si quieres solucionar un problema has de ir a las causas que lo generan.

Romper con el PP

El PSOE debe apartarse radicalmente de una derecha que en estos momentos se ahoga en su propio lodazal de barro e inmundicia. La ilegalización de Herritarren Zerrenda ha dado un balón de oxígeno al PP.

Mayor Oreja rápidamente ha salido a los medios afirmando que el apoyo del PSOE es porque esa política fue 100% correcta. Nada más lejos de la verdad. El PP no tenía ninguna intención de acabar con el terrorismo individual que le dio tan buenos réditos electorales y le permitía desviar la atención de sus ataques a la clase trabajadora lo mismo que al PNV. Ambos apuntaron a ETA el 11-M porque les interesaba.

Aunque sus políticas parezcan tan diferentes representan la derecha española y la derecha vasca y sus intereses son antagónicos a los de la clase trabajadora sea española o vasca.

Desde el atentado contra el concejal de Ermua, Miguel Ángel Blanco, millones y millones de personas inundaron las calles. Estas movilizaciones de masas han tenido su colofón años después contra el brutal atentado en Madrid el citado 11-M. Era inevitable que la acción de las masas tuviese un efecto en las filas de los partidarios de ETA y en la propia ETA que siente el rechazo más absoluto a sus acciones.

Una cuestión de clase

Además, la política de alianzas con el PNV está debilitando y desmoralizando al sector más consciente de la izquierda abertzale que sabe que no puede esperar nada de la burguesía vasca. Las declaraciones de Ibarretxe diciendo que se puede votar a HZ no valen nada después de que ha sido ilegalizada. Ni siquiera fueron a la manifestación del 29 de mayo en apoyo a HZ. La izquierda abertzale le emplaza en vano una y otra vez para que hagan algo más.

El PP utilizó los atentados de ETA para fortalecerse tanto en Euskal Herria como en el resto del Estado. Dialécticamente este efecto se convirtió en su contrario cuando las masas comprobaron en la práctica todo el cinismo e hipocresía de la derecha. El PNV también los aprovechó para lograr ventajas para la burguesía vasca aunque luego fueron más listos y supieron rectificar a tiempo frente a la estupidez de Aznar y compañía.

La alternativa del PP es la de Bush y Sharon y todos podemos ver a estas alturas como está conduciendo al más absoluto fracaso en Palestina y en Iraq. Hay más violencia, el petróleo sube y la inestabilidad se extiende por todo el planeta.

El PSOE debe cortar todas sus viejas amarras con la derecha rancia y reaccionaria. Solo de esa forma podrá avanzar contando con el apoyo de millones de jóvenes y trabajadores. Ese cambio si no lo hacen por arriba lo acabarán provocando las masas en la calle. La solución está en ganar a la mayoría a la defensa de un programa socialista que incluya la defensa de los derechos democrático nacionales. La clase obrera y la juventud han demostrado, también en el Estado español una fuerza y una iniciativa gigantescas. Ese impulso decisivo necesita unas ideas genuinamente marxistas y revolucionarias para dar un vuelco decisivo a la crisis del capitalismo que cierra industrias, hace la vida cada vez más difícil e insoportable para una mayoría de la sociedad. Las ideas de El Militante y de Ezker Marxista en Euskal Herria.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org