Corriente Marxista Internacional

A principios de los años cuarenta se edificó en Sant Boi una caserna militar (cuartel) para demostrar el poder de Franco y la represión que iba a conllevar el fascismo. Sesenta años más tarde seguimos sufriendo la presencia de esta caserna militar. A principios de los años cuarenta se edificó en Sant Boi una caserna militar (cuartel) para demostrar el poder de Franco y la represión que iba a conllevar el fascismo. Sesenta años más tarde seguimos sufriendo la presencia de esta caserna militar.

Antiguamente la caserna cumplía funciones de mantenimiento de todo tipo de automóviles militares. En la actualidad tan sólo es utilizada para el mantenimiento de artillería, desaprovechando unas 600 hectáreas de terreno, ocupadas únicamente por hangares vacíos.

Desde la caída del régimen del dictador, los vecinos de Sant Boi han llevado a cabo numerosas protestas (elaboración de manifiestos, manifestaciones, recogidas de firmas, etc.) en contra de este símbolo fascista y opresor. Pero sólo hemos recibido la respuesta negativa del Ministerio de Defensa.

En los últimos años el Ayuntamiento de Sant Boi (PSC- IC) ha intentado meter mano al asunto, pero su política se limita a permitir que el 60% del suelo inutilizado sea cedido a empresas privadas que podrán especular libremente con él, destinando únicamente una pequeña parte del terreno a usos sociales, excusándose con el alto coste que supondría su mantenimiento.

De esta manera un Ayuntamiento de izquierdas, que debería recoger las reivindicaciones sociales, se opone en la práctica a la lucha que han sostenido los vecinos de Sant Boi: terreno para uso social, como la creación de un parque de bomberos (es lamentable que una ciudad como Sant Boi, de 80.000 habitantes, no disponga de un parque de bomberos). Los vecinos han elevado la protesta a nivel autonómico, a través de la Federación de Vecinos de Catalunya.

Otro de los problemas es que con la llegada al poder del PP, el Ministerio de Defensa no está dispuesto a entregarlo gratuitamente, sino a cambio de pagar una alta cifra por el inmenso terreno que la caserna ocupa.

Desde El Militante defendemos:

1.— Basta de especulación burguesa del terreno.

2.— Expropiación de la totalidad del terreno para uso social y público.

3.— ¡FUERA LA CASERNA!


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org