Imprimir
Si en 1990 la precariedad en la sanidad pública provocó una huelga de 43 dias en la que se consiguió trabajo fijo, catorce años después, la sanidad catalana tiene una situación mayor de precariedad aún. En un año se han hecho 35.000 contratos basura Si en 1990 la precariedad en la sanidad pública provocó una huelga de 43 dias en la que se consiguió trabajo fijo, catorce años después, la sanidad catalana tiene una situación mayor de precariedad aún. En un año se han hecho 35.000 contratos basura, no se han convocado oposiciones, sobre todo en el personal no sanitario durante muchos años, y la privatización y el deterioro de la sanidad pública es mayor.

La precariedad laboral, como el paro, la emigración, las reconversiones, la pobreza, las guerras y las desigualdades sociales son inherentes al sistema capitalista. Estamos metidos, cada vez más, en una precariedad social que se acepta con resignación, sobre todo porque los dirigentes de las organizaciones sindicales han renunciado a la lucha. Han pasado a considerar privilegios lo que antes eran derechos, siempre conquistados desde la movilización de la clase trabajadora. Si se acepta pasivamente la lógica del capitalismo, el resultado es miseria para nuestra clse y aumento de las desigualdades sociales.

Durante estos años, el personal precario de la sanidad en Caralunya, al menos la parte más activa, ha mantenido luchas prolongadas como el encierro de casi cinco meses en el Vall d´Hebron, consiguiendo una Proposición no de Ley del Parlament de Catalunya en la que se reconocía la gravedad de la situación de precariedad y se instaba al ICS a buscar soluciones para un colectivo que representa el 30% de los y las profesionales de la salud.

La falta de apoyo de las direcciones de los sindicatos de la Mesa Sectorial (negociadora), que defiende el concurso-oposición como única opción de acceder a una plaza fija, y la defensa de intereses corporativos y económicos en algunos casos, hicieron de esta propuesta del Parlament papel mojado. Al igual que en 1990 el ICS contó con su mejor aliado: los dirigentes sindicales de organizaciones corporativas pero también de los sindicatos de clase.

Sin embargo a pesar de esta falta de apoyo, hemos entrado en un nuevo ciclo de protesta, en el que el personal precario se vuelve a movilizar con la experiencia acumulada de 1990 y 2002. El 6 de octubre varios centenares de trabajadoras y trabajadores nos concentramos ante el ICS, convocados por la Asamblea de Personal No Fijo y la CGT para exigir un Concurso Extraordinario por Méritos. Posteriormente el 13 de octubre se decidió, previo debate en asamblea, la siguiente Resolución:

Contra la precariedad laboral y

en defensa de la sanidad pública

La Asamblea de Personal No Fijo y la CGT reunidos el 13 de octubre concluye:

1.- Valorar positivamente la concentración ante el ICS y posterior manifestación el pasado 6 de octubre. Esto nos permite tener confianza en nuestra capacidad de movilización, sin olvidar el principio de realidad de la situación sindical y sociopolítica actual.

2.- La lucha contra la Precariedad en Sanidad tiene largo recorrido y se remonta a la huelga de 43 días de 1990 y a la Asamblea Permanente del Personal No Fijo de 2002 durante casi cinco meses. En ambos procesos obtuvimos experiencias y resultados de los que debemos aprender para el presente y el futuro.

3.- Conseguir trabajo digno y fijo a través de un Concurso Extraordinario por Méritos significa un trabajo constante a medio-largo plazo. Para ello es fundamental la organización desde la base, asamblearia y participativa, generando comisiones de trabajo donde nos sea posible con el objetivo de aumentar nuestra eficacia. Para conseguir mayor participación es necesario la creacción de comites de lucha en cada centro de trabajo.

Somos conscientes de la necesidad de romper con las políticas impuestas por el sistema capitalista a toda la clase trabajadora de precarización del trabajo y de la vida. Al mismo tiempo somos conscientes de la necesidad de parar el deterioro y la privatización de la sanidad pública, una de las mayores conquistas de nuestra clase. Para ello necesitamos:

Extensión de la lucha contra la Precariedad y en Defensa de la Sanidad Pública a los centros de trabajo, tanto públicos como privados y concertados, atención primaria y hospitalaria.

Actuar junto con otros sectores de la población trabajadora y ciudadana que padece precariedad laboral, buscando el apoyo de quienes defienden la sanidad pública como un bien social.

Acciones

· Asambleas en Vall d´Hebron (19-10), Can Ruti (20-10), Bellvitge (21-10), Joan XXIII (27-10), Arnau de Lleida (25-10).

· Concentración en el Parlament de Catalunya el 28 de octubre a las 15,30h.

· Huelga contra la Precariedad y en Defensa de la Sanitat Pública el 9 de noviembre de 11 de la mañana a las 5 de la tarde y la realización de una manifestación.

Manuel Camacho

Miembro de la Junta de Personal hospital Vall d´Hebrón (Barcelona)