Imprimir
El Militante.— Hace unos días un trabajador de Musersa fue agredido por un grupo fascista, ¿qué pasó? El Militante.— Hace unos días un trabajador de Musersa fue agredido por un grupo fascista, ¿qué pasó?

Salvador.— Hace dos sábados un grupo de jóvenes fascistas apalearon a un trabajador inmigrante en Girona mientras barría en la plaza del mercado de abastos, produciéndole una fractura en la mano. Cuando realizaba su trabajo limpiando restos de hojas de verduras del mercado, un joven de este grupo lo abordó dirigiéndose a él llamándolo “barrendero negro”. Otro le empujó y después cogieron unos palos que tenían escondidos allí mismo y empezaron a golpearlo y a insultarlo continuamente: “hijo de puta”, “negro, vete a barrer a tu país”… Uno de ellos chillaba que le pegaran en la cabeza. Sólo la actuación de los compañeros de trabajo evitó que la agresión fuese a más. Hace pocos días, en la localidad de Anglés, un grupo de neonazis fue a reventar un concierto de música reggae.

EM.— ¿Qué estáis haciendo frente a esta agresión?

S.— Desde la sección sindical de CGT hemos sacado una hoja informativa contra el racismo y denunciando este ataque fascista. Tenemos previsto realizar una asamblea de trabajadores y discutir lo ocurrido. Como sindicato hemos convocado una concentración en la Delegación del Gobierno. Queremos abrir un debate y plantear alternativas.

EM.— ¿Cuáles son estas alternativas?

S.— Luchar por erradicar el racismo significa luchar por la defensa de los intereses vitales para la clase trabajadora. Los trabajadores no estamos interesados en ningún tipo de opresión ni de clase ni racial. Defendemos frente al racismo la lucha contra el capitalismo.

Para conseguirlo tenemos que luchar todas las organizaciones obreras, partidos, sindicatos, asociaciones de vecinos... con un programa de independencia de clase y genuinamente socialista. En este sentido el Sindicato de CGT ha iniciado una campaña de denuncia, repartiendo propaganda para informar de la agresión al compañero, recogiendo el apoyo de las organizaciones de izquierdas y enviando faxes de protesta a la Delegación de Gobierno de Girona. Hemos convocado una concentración para el día 1 de octubre a las 19 horas en la puerta de la Delegación del Gobierno. Con esto queremos dar respuesta al ataque de estos fascistas y denunciar la impunidad con la que actúan. A la vez, reclamamos plenos derechos políticos y sociales para los inmigrantes.