Corriente Marxista Internacional

Con la filtración de la entrevista mantenida por Carod Rovira con ETA, el PP y toda la camada de reaccionarios a su servicio, continúan y profundizan la campaña de ataques a los derechos democráticos, a la vez que intentan rentabilizar electoralmente Con la filtración de la entrevista mantenida por Carod Rovira con ETA, el PP y toda la camada de reaccionarios a su servicio, continúan y profundizan la campaña de ataques a los derechos democráticos, a la vez que intentan rentabilizar electoralmente este acontecimiento para obtener la mayoría absoluta en las elecciones.

La excusa no podía ser otra que el terrorismo. Lo esperpéntico de la situación es que vemos como un gobierno que ha participado en la guerra de Iraq, masacrando a la población y destruyendo ese país con el soporte de todo tipo de mentiras y pruebas falsas, ahora se rasga hipócritamente las vestiduras por la entrevista de Carod con ETA.

Los marxistas estamos radicalmente en contra del terrorismo individual y veríamos como un paso adelante que se dejaran de utilizar estos métodos que sólo sirven, como hemos observado reiteradamente, para fortalecer a la reacción y justificar la opresión del Estado burgués; pero, al mismo tiempo que rechazamos esos métodos, somos los más firmes defensores de los derechos democráticos, incluyendo el derecho de autodeterminación. Ahora, tras la entrevista con ETA, el gobierno ha vuelto a relacionar a todos aquellos que nos oponemos la ilegalización de EH y al recorte de las conquistas democráticas como un apoyo al terrorismo.

Frente a esta campaña salvaje del PP —que cuenta con el apoyo de CIU— asistimos a la inaceptable posición de la dirección del PSOE, que en lugar de denunciar las autenticas intenciones del gobierno y los ataques que se esconden detrás de esta orquestada y premeditada campaña, se unen en lo esencial a las exigencias del PP.

Los marxistas de El Militante no tenemos ninguna confianza en Carod Rovira ni en ERC. No olvidamos que es un partido que no defiende los intereses de los trabajadores y que, como ocurrió en el pasado, se opondrá con todas sus fuerzas a cualquier medida que suponga atacar seriamente los beneficios e intereses de la clase dominante. Pero una cosa es que critiquemos a ERC y sus dirigentes desde el punto de vista de la defensa de los intereses de la clase obrera y otra cosa es, como hace la dirección del PSOE, aceptar los argumentos más reaccionarios y patrioteros de la burguesía española en las mejores tradiciones de los militares y la derecha de este país.

Los servicios secretos son un instrumento de la clase dominante en cualquier país capitalista y parece mentira que Zapatero no sepa algo tan elemental como esto. La historia está llena de ejemplos : Chile 1973, Argentina 1976, o la propia implicación de estos servicios en la guerra sucia contra ETA y la izquierda abertzale.

En lo que debería demostrar su firmeza Zapatero y el resto de dirigentes del PSOE es en la defensa de una autentica política socialista y en la exigencia en que desde el gobierno de la Generalitat se aplique esta política, en vez de centrar todas sus fuerzas en reunir a la Comisión Permanente del Parlamento para que se den explicaciones sobre el “seguimiento de los servicios secretos a Carod Rovira y que no haya una utilización partidista de los mismos”.

Lo mismo vale para la dirección del PSC en Catalunya, cuando pone el énfasis en la independencia que tiene del PSOE en la toma de decisiones, en lugar de aplicar desde el gobierno de la Generalitat un programa que solucione los problemas fundamentales de los trabajadores, la juventud y demás sectores oprimidos de la sociedad, motivo por el que fueron votados.

Esta política unida a la defensa de los derechos democráticos nacionales, como el ejercicio del derecho de autodeterminación, se convertiría en una fuerza irresistible contra toda la demagogia y la hipocresía tanto del gobierno del PP como de CIU, siendo además un polo de atracción para el conjunto de los trabajadores del Estado español para derrotar al gobierno reaccionario del PP.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org