Corriente Marxista Internacional

El 12 de mayo el diario El País, en su página 31, publicó un artículo sobre la “criminalidad extranjera” que fija “el orden de los que más delinquen”. El 12 de mayo el diario El País, en su página 31, publicó un artículo sobre la “criminalidad extranjera” que fija “el orden de los que más delinquen”. El artículo está íntegramente basado en un estudio de la Guardia Civil realizado en los tres primeros meses de este año y fue facilitado por una llamada Asociación de Simpatizantes de la Guardia Civil. Se trata de un estudio del número de detenidos en el primer trimestre de este año donde se afirma que los marroquíes encabezan la lista de los que más delinquen con “1.594 detenidos”, seguidos por “913 rumanos”... y añade que el “ranking definitivo, sumando el número de detenidos y los puestos que ocupan en cada tipología delictiva, indica que los marroquíes encabezan la tabla absoluta”.

No hace falta mucho esfuerzo para darse cuenta de cuáles son los fines de este mensaje y por qué se sacan ahora estos datos pero es incomprensible que un periódico que va de “progre” y serio le dedique toda una página a este informe, sin tener en cuenta las mínimas normas de profesionalidad y de ética periodística.

La Guardia Civil detiene a sospechosos y se le conoce como “instituto armado”. Que se sepa no es un “instituto de estudios de moro-sociología criminal”. ¿Cómo se puede llamar “estudio de la criminalidad extranjera” a un cálculo de extranjeros detenidos? Cualquiera con una mínima educación jurídica —y un periodista debería tenerla— sabe que un detenido no es un criminal por el simple hecho de ser o estar detenido. Este supuesto estudio no aclara de ninguna manera si estos detenidos han sido juzgados y condenados, ni tampoco el articulista se ha tomado la molestia de averiguarlo y comprobarlo. Quizás pensaba que tratándose de inmigrantes marroquíes, lo que dicen la Guardia Civil y sus simpatizantes va a misa y se olvida que, en un estado de derecho, cualquier detenido es inocente hasta que un juez sentencia lo contrario con todas las garantías jurídicas y constitucionales. Este artículo no habla para nada ni de sentencias ni de condenados: habla de inmigrantes detenidos, los clasifica arbitrariamente como delincuentes y señala que según los Simpatizantes de la Guardia Civil, cada año se deja a miles de ellos en libertad pero en “situación irregular”.

Es un discurso formalmente inocente pero, en el fondo, es el mismo discurso repetido muchas veces por el PP y su extrema derecha. Un discurso fácil que lleva sutilmente a concluir que hace falta mano dura, juicios rapidísimos y expulsiones relámpago. Quieren culpabilizar a las víctimas ocultando la realidad de la inmigración. Una realidad reflejada claramente en las estadísticas de la Seguridad Social y denunciada en los informes de SOS Racismo y Amnistía Internacional y también en las estadísticas de inseguridad ciudadana en los andamios de las empresas constructoras, en las mazmorras de la economía sumergida, en la calle y en los lugares de ocio, cuyas víctimas, invisibles a veces, son trabajadoras y trabajadores inmigrantes con o sin permiso de trabajo.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org