Corriente Marxista Internacional

El periódico La Razón es el diario más ultraderechista, histérico y zafio de los que se editan actualmente. Afortunadamente también es el que menos se vende. El País es el rotativo de mayor tirada, alcanzando una media de venta de 700.000 ejemplares El periódico La Razón es el diario más ultraderechista, histérico y zafio de los que se editan actualmente. Afortunadamente también es el que menos se vende.

El País es el rotativo de mayor tirada, alcanzando una media de venta de 700.000 ejemplares, La Razón apenas alcanza la cifra de 80.000.

Al parecer, desde hace unos meses, en diversos ministerios existen unos expositores donde se depositan todos los días estos “panfletos reaccionarios”. Los funcionarios pueden retirar gratuitamente La Razón porque el ministerio determinado ya ha pagado con dinero público los periódicos.

Una lectura interesada de este hecho podría esgrimir que la Administración se preocupa por sus trabajadores y amablemente les “regala” el periódico para que estén informados. La realidad es bastante más oscura y simplemente sugiere un pago de favores.

La Razón, a pesar de los millones gastados en publicidad y en regalos absurdos, no vende lo suficiente y no es económicamente rentable. El gobierno del PP financia este periódico comprándolo en grandes cantidades y además inserta anuncios a granel, tanto del partido como de los ministerios (que viene a ser lo mismo). A cambio obtiene la difusión directa de su doctrina reaccionaria entre los trabajadores públicos.

Los esfuerzos que la prensa burguesa realiza para intentar mostrar imparcialidad, se difuminan ante los ojos de todos cada vez que vernos alguna de las estridentes portadas de este diario. Aún recordamos a Aznar, caracterizado de guardameta, parando “el penalty” de la huelga general del 20-J. Esta portada, además de ridícula, fue una patética farsa puesto que la huelga fue un éxito.

El único punto positivo que caracteriza a La Razón es que muestra a las claras los objetivos e intereses de toda la prensa burguesa. Aunque otros diarios parezcan más moderados, e incluso progresistas, la realidad es que todos son los órganos de expresión de la clase dirigente.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org