Corriente Marxista Internacional

Como ocurre en todos los grandes recintos fabriles, en Izar-Ferrol existe un importante volumen de trabajadores subcontratados. Vicente Castro (delegado de CCOO en Mainfer, una empresa de servicios) y Vicente Vidal (delegado de CIG en Montajes Nervió Como ocurre en todos los grandes recintos fabriles, en Izar-Ferrol existe un importante volumen de trabajadores subcontratados. Vicente Castro (delegado de CCOO en Mainfer, una empresa de servicios) y Vicente Vidal (delegado de CIG en Montajes Nervión, una empresa de aceros) nos dan su visión de la situación, en esta entrevista realizada por Javi Losada.

El Militante.— ¿Creéis que en las negociaciones del plan se está teniendo en cuenta debidamente la problemática de la subcontratación?

Vicente Castro.— Este plan, como los anteriores, es un plan de recorte de las plantillas principales. Parte de esos empleos perdidos se cubren con compañías auxiliares, lo que es una forma de privatizar y de empeorar las condiciones laborales de los trabajadores. Los sindicatos hablan de la necesidad de “ordenar la industria auxiliar”. Esto quedó para después de la negociación del convenio, y no se hizo. Ahora se vuelve a hablar, pero el tema siempre se va dejando para más tarde. Los trabajadores de compañías participamos en la lucha por el convenio de la principal y también ahora, contra el plan. Pero a la hora de negociar, parece que las condiciones laborales de las compañías quedan en segundo o tercer plano. En parte de Izar existe un prestamismo laboral galopante y nadie dice nada, ni toma medidas ni quiere reconocerlo. Todos los sindicatos, CCOO, CIG y UGT, saben lo que hay, pero no lo denuncian ni le ponen fin. Si se trata de luchar todos unidos, habrá que empezar algún día a mirar por los trabajadores de compañías. Y para ordenar la industria auxiliar, hay que plasmar en un papel lo que se va a pedir, hay que contar con los trabajadores, saber lo que piensan, no se trata de ordenar la industria auxiliar con los empresarios. Muchos de los actuales trabajadores de Izar-Ferrol trabajaron en las compañías antes de pasar a la plantilla de la principal porque en CCOO había una manera distinta de ver las cosas y se luchó, ¿por qué ahora no es realista pedir la integración?

Vicente Vidal.— Coincido plenamente. Con los recortes en la plantilla principal se va hacia un funcionamiento de empresa de gestión. Se quiere dirigir las compañías desde Madrid, se quiere llegar a un momento en que se diga: me hacen falta 400 hombres para Ferrol durante 20 días, y acabado el trabajo, toda esa gente para fuera. La privatización es la ruina total para las factorías afectadas. Y a las que quedan como públicas, les hacen chantaje, como se ve con Fene, a la que ofrecen integrarse en la parte militar, con lo que tendría que luchar con Ferrol y Puerto Real por la misma carga de trabajo. A Fene le queda muy poco camino. Y si hay las prejubilaciones, en la plantilla principal quedará muy poca gente, con lo que cuando haya un poco de carga de trabajo se contratarán compañías auxiliares, cuyos dueños son unos tiburones, y eso está encaminado a volver otra vez a las jornadas abusivas, a bajo coste, y aun encima tú tienes que estarles agradecido porque tienes un poco de trabajo y no tienes que emigrar de aquí.

EM.— ¿Cómo valoráis la acción sindical de vuestros sindicatos respecto al problema actual?

VV.— Yo hago una valoración muy positiva, aunque hay que tener en cuenta que CCOO tiene una gran mayoría en esta factoría y que nosotros somos un sindicato gallego y sólo vamos a luchar por los astilleros de la comarca. La CIG trabaja para que aquí haya trabajo y no haya que emigrar. Si la carga de trabajo se reparte, en vez de una expectativa de trabajo hasta 2008-09, en 2 ó 3 años estará todo rematado.

VC.— Discrepo un poco porque partimos de visiones sindicales distintas. Trabajadores somos todos, no sólo los gallegos. Y además, aunque se teoriza lo de “traballo para a nosa terra”, en una de las últimas asambleas generales el responsable de la CIG dijo que Izar-Fene le daba igual, aunque está en la comarca. La visión parcial de las cosas que se tiene, no sólo desde CIG, también desde CCOO y UGT, es una visión poco solidaria. Eso de que el problema es que el gemelo del Patiño se va a Puerto Real es una cuestión muy secundaria. Un barco no es el problema de los astilleros. Ni la solución. Creo que hay que tener una visión de conjunto y dar la pelea todos unidos. A nivel sindical falta una ligazón con los partidos de izquierda, y eso lleva a las visiones localistas o a que se piense que, como Ferrol queda en el grupo público y tiene carga de trabajo, el problema está solucionado. Esto va a hacer que llevemos palos en todas partes y que al final no se salve nadie. Hoy nos dividen separando a una parte, y dentro de 4 ó 5 años nos volverán a decir que no somos rentables e intentarán separar otra. Hay que rechazar la privatización, exigir carga de trabajo para todos y mantener unida la lucha.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org