Corriente Marxista Internacional

Bájalo en formato PDF

IU-CM ante la amenaza de destrucción por parte del gobierno PSOE de casi la mitad de los puestos de trabajo directos en los astilleros públicos, así como decenas de miles de empleos de empresas auxiliares y empleos indirectos, expresa:

1.- Que estamos ante otro plan de destrucción de empleo que nada tiene que ver con modernizar el tejido industrial y garantizar el desarrollo económico. El gobierno del PSOE presidido por José Luis Rodríguez Zapatero se pliega ante los intereses de los grandes empresarios y de la UE despreciando a miles de familias trabajadoras que pueden perder su único sustento. Esta forma de gobernar es completamente contradictoria con una política de izquierdas y con la defensa de los intereses de los más débiles.

La experiencia de anteriores reconversiones y privatizaciones, tanto bajo gobiernos de Felipe González como de Aznar, demuestra que sólo han servido para engordar el bolsillo de las grandes corporaciones, que se hicieron con la propiedad de estas empresas públicas, a costa del despido de miles de trabajadores.

En 1984, los astilleros públicos tenían 40.000 empleos directos. Con el pretexto de que para garantizar el futuro era necesario perder una parte de los empleos, y así salvar el resto, se hicieron varias reconversiones, hasta dejar el sector reducido a los 11.000 empleos actuales. Dado que bajo el capitalismo el objetivo de la producción es la obtención del máximo beneficio para una minoría, y no la satisfacción de las necesidades sociales de la mayoría, aceptar su lógica conduce inevitablemente a que los trabajadores paguemos la crisis de las empresas, con el consentimiento de algunos dirigentes sindicales y políticos de la izquierda, que no ven otra alternativa.

2.- Creemos que la resolución de este conflicto tendrá consecuencias para el conjunto de la clase obrera del Estado español, ya que si no evitamos que el nuevo gobierno del PSOE en su primer conflicto laboral, imponga este ataque a nuestra clase, mañana intentará generalizar esta política al resto de los sectores. Una victoria de Astilleros será una victoria de la que se beneficiará el conjunto de los trabajadores, y que hará muy difícil en el futuro que agresiones de este calado tengan éxito.

3.- Es evidente que el PP hizo una gestión desastrosa que llevó a la falta de carga de trabajo en Izar. Pero esta política se combate con otra que permita obtener dicha carga, no con la destrucción de empleo. Estamos sobrados de razones para oponernos a la destrucción de estos puestos de trabajo, ya que su mantenimiento no sólo garantizaría el sustento de miles de familias y un futuro laboral para miles de jóvenes. Estos empleos también son rentables desde el punto de vista del bienestar de la mayoría. El mantenimiento de unos astilleros públicos es necesario para atender tanto la protección de las costas como la renovación de la flota. El desastre del Prestige evidenció de forma cruel estas necesidades. Ahí está la carga de trabajo y el Plan de Inversiones para astilleros.

5.- IU-CM denuncia la hipocresía de partidos burgueses como el PP y el PNV, que tratan de introducir el veneno chovinista y localista para dividir al movimiento, aparentando ser contrarios al plan, cuando son los máximos defensores del capitalismo y oprimen a los trabajadores desde sus gobiernos autonómicos y municipales.

6.- La mejor manera de defender todos los puestos de trabajo es luchar TODOS UNIDOS, como se hizo contra la reforma laboral del PP. CC.OO. y UGT deberían extender la lucha a otros sectores afectados y, preparar un calendario unificado de lucha, que éste sea discutido y aprobado en las asambleas generales de trabajadores. En ningún caso se puede negociar ninguna propuesta que signifique destrucción de empleo, pues el puesto de trabajo es el único patrimonio de la clase obrera. Izar puede salvarse con el dinero que todos los años se regala a los empresarios y banqueros de este país en concepto de rebaja de impuestos y otras exenciones. Basta ya de que el dinero público vaya a beneficiar a una minoría de millonarios, y no a satisfacer las necesidades de la mayoría.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org