Corriente Marxista Internacional

Después de un mes de lucha ejemplar, tanto interna como externamente, ésta ha dado sus frutos. Hemos ganado, compañeros: readmisión incondicional, el día 20 de mayo me incorporé a mi puesto de trabajo. Esta victoria es la tercera consecutiva que se p Después de un mes de lucha ejemplar, tanto interna como externamente, ésta ha dado sus frutos. Hemos ganado, compañeros: readmisión incondicional, el día 20 de mayo me incorporé a mi puesto de trabajo. Esta victoria es la tercera consecutiva que se produce en los últimos meses. Primero fue Emilio de ROCA, luego Liborio de ENVIROI y ésta mía en ALSATEC. Hoy levanto mi copa por todos vosotros, podemos sentirnos orgullosos de lo que hemos logrado.

Reaccionamos rápido y bien a esta nueva agresión de la patronal. La maquinaria de guerra se puso en marcha rápidamente una vez que supimos del despido. El fax y el correo electrónico nos han sido de gran ayuda para informar de manera instantánea a todos los compañeros del Estado. Informar es lo primero que hay que hacer, informar y concienciar de lo que está pasando en la pequeña y mediana empresa, denunciando el despido de un delegado de la sección sindical de UGT. Rápidamente elaboramos una hoja informativa y carteles de propaganda y nos dirigimos a nuestra sección sindical de UGT. También fuimos a las escuelas sindicales de la Federación del Metal y la Federación de Químicas, en la que pude intervenir para solicitar el apoyo y solidaridad de los delegados sindicales y afiliados. Organizamos la primera concentración-manifestación en la puerta de la fábrica con pancartas, megafonía, banderas pidiendo la readmisión y contra la represión sindical. Todo un éxito. Al día siguiente pegada de carteles y reparto de hojas en el polígono industrial donde se ubica la empresa y en el domicilio particular del empresario. La empresa tuvo una semana de respiro al coincidir la fiesta de San Prudencio de Vitoria y el puente del 1º de Mayo. Mientras tanto, iban llegando faxes y cartas de solidaridad desde todo los puntos del Estado. Comités de empresa, delegados sindicales, secciones sindicales, afiliados, de UGT, CCOO, ELA, USO, LAB, de más de cien empresas de Vitoria mandaron faxes contra el despido a la dirección de ALSATEC. A la semana siguiente volvimos a tensar los músculos, la empresa tenía que sentir nuestro aliento en su nuca y así lo hicimos. Nueva concentración, manifestación en la puerta de la fábrica, caravana de coches por Vitoria, con parada final en el domicilio del empresario. La empresa no aguantó tanta presión y se puso en contacto rápidamente con UGT. Primero nos tanteó con una oferta que rechazamos tajantemente, pues no reconsideraba la readmisión. Al ver nuestra firmeza y fortaleza no les quedó otra alternativa que ceder a la readmisión incondicional.

Cuando se trata de luchar la base tiene más criterio que muchos dirigentes. La base tiene muy claro que el valor de una organización obrera se mide fundamentalmente por su capacidad de combate y determinación para la lucha. A mí así me lo han demostrado. Nada válido podrá hacerse sin contar con la base. Si molesta a alguno, y yo sé bien a quienes molestará, no es culpa mía. No pretendo abrir llagas pero a algunas personas las pongo, sin rencor, en su sitio.

La lucha sí sirve, como se ha demostrado en mi caso y en otros muchos. El próximo día 20 de junio tenemos la ocasión más grande para demostrarlo, apoyando la huelga general. Individualmente no somos nada. Nuestras reclamaciones y reivindicaciones toman fuerza cuando lo hacemos de forma conjunta y unida.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org