Imprimir
Reproducimos a continuación el artículo aparecido en la página oficial de la XV Feria Internacional del Libro de La Habana sobre la presentación de la primera edición cubana del libro Razón y Revolución de Alan Woods y Ted Grant. El libro Razón y Revolución. Filosofía marxista y ciencia moderna, de los autores Alan Woods y Ted Grant, fue lanzado hoy, en la sala Fernando Ortiz, en el marco de la presente Feria del Libro de La Habana. Publicado originalmente por la fundación Federico Engels, esta institución ha cedido generosamente los derechos de autor, traducción y edición al pueblo cubano. Ha despertado un gran interés en círculos académicos de todas partes del mundo, lo que se revela en las traducciones que se le han realizado a seis idiomas, y otras dos, en preparación. No obstante, los autores expresan su preferencia por el público compuesto por el movimiento obrero, juvenil y revolucionario del mundo.

La dedicatoria de este libro es particularmente sugestiva, respecto al terreno que en el mismo se podrá recorrer. La persona homenajeada en estas páginas iniciales es un importante físico escandinavo, Premio Nobel en 1970, Hannes Alfven. Alfven unió a su fructífera carrera en los campos de la física del plasma y la cosmología, un intenso activismo en pro de la interpretación materialista de los avances científicos más recientes, en contra del misticismo y el idealismo en la concepción de la naturaleza; por el desarme de las potencias militares y por una mayor racionalidad de las políticas energéticas globales.

El excelentísimo señor, y compañero, Adán Chávez, Embajador de Venezuela en Cuba, tuvo a su cargo las palabras de presentación del libro. Se confesó responsable de la tardanza de unos minutos en el inicio de la actividad, aclarando la paradoja de que ello le hizo sentir cierto placer, pues la demora se debió también, en alguna medida, a la grandiosa concentración de público que hemos podido apreciar aquí en La Cabaña.

A continuación relató cómo este libro pasó a formar parte del grupo de los llamados “libros de Chávez” como los conoce el hermano pueblo venezolano, por haber sido comentados y recomendados en alguna de sus intervenciones por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Comentó la satisfacción que le produjo la lectura del libro, del que valoró especialmente el capítulo “Revolución en la Física”, por coincidir con su formación académica original. Igual de fascinantes encontró las demás secciones del texto, en las que se efectúa un recorrido por las diversas ramas del saber, y de las que detalló interesantes hallazgos que confirmaron su apreciación del texto.

En todo momento, Razón… permite apreciar la estrecha correspondencia entre la naturaleza física, química, biológica y en cualquier esfera del mundo, y las concepciones del materialismo dialéctico. La ciencia moderna, destacó Chávez, diverge cada vez más de la lógica formal y la interpretación determinística de la realidad, por lo que es necesario un pensamiento integral, dialéctico, imaginativo, pero sin ceder al misticismo o al idealismo. De esta manera, arribó al paralelo que es posible establecer entre los que, erróneamente, proclamaron que el mundo era comprensible en su totalidad con la física de Newton y la geometría de Euclides, y los que consideraron, a principios de los 90, llegado el fin de la Historia.

Allan Woods inició su intervención llamando la atención sobre los grandes avances que en la actualidad hacen posible la planificación de un viaje tripulado a Marte, iniciativa que llamó a apoyar fervientemente “siempre que la persona enviada fuera George W. Bush”. Después de despertar la carcajada en la audiencia con esta broma, reflexionó sobre cómo los problemas de la humanidad actual, que provocan un genocidio continuo y silencioso comparable al Holocausto de los judíos, tienen solución objetiva y real. Para alcanzar este fin es preciso dedicarse de lleno a la tarea de comprender e interpretar la realidad con las herramientas más efectivas que son las del marxismo y el materialismo dialéctico.

Para reforzar su argumento, Woods planteó un reto al público: encontrar un libro de literatura burguesa de hace 150 años, que tuviera una mínima fracción de la vigencia y el valor que, para la actualidad, portan otras obras con la misma antigüedad, entiendánse las escritas por los clásicos Carlos Marx y Federico Engels. Siguió planteando paradojas, como el caso del país más adelantado en ciencia, tecnología y poder económico y de todo tipo, donde florecen (y no solo en la cabeza obtusa de su presidente) todo tipo de prejuicios, supersticiones y tonterías seudocientíficas. Esta tendencia es aún más peligrosa, alertó, pues se están manipulando la genética y otras ciencias para justificar el sometimiento de minorías y naciones enteras. Estas son, afirmó, manifestaciones decadentes que en todos los campos, de la cultura, las artes, etc., revelan la interminable crisis del capitalismo.

Se manifestó Woods como un revolucionario optimista, llamando a no abandonar las ideas brillantes, profundas y hermosas del socialismo; a asumir los esfuerzos necesarios para desentrañar la teoría y aplicar en la práctica, los mecanismos y movimientos necesarios para desterrar el sistema de la injusticia y la opresión, y alcanzar la victoria definitiva.

Jordi Martorel, de la Fundación Federico Engels, señaló el honor de ver publicado en Cuba este libro, y anunció la venta, también en esta Feria, de otros dos libros relacionados con la temática social y revolucionaria, uno del propio Woods, y el otro, compuesto por artículos de la ensayista cubana Celia Hart.

En el posterior intercambio con el público, se señaló la importancia de este libro y de cómo llena un importante vacío en la publicación de obras de interpretación, desde un punto de vista materialista y dialéctico, de cada hito científico. La preocupación de Vladimir I. Lenin por estos aspectos se mostró como ejemplo a seguir, y en donde único no coincidieron los espectadores con Alan Woods, fue en apuntar que el planeta Marte no merecía que se le mandara el visitante que el norteamericano propuso.

http://www.cubaliteraria.com/evento/filh/2006/cobertura/articulo.php?Id=2346&s_dia=8