Corriente Marxista Internacional

El segundo día del congreso contó con la asistencia de más de 2.000 delegados e invitados. En entusiasmo del primer día no fue nada comparado con el segundo. Las discusiones revelaron un alto nivel de comprensión de las tareas que se avecinan. Los trabajadores y jóvenes que intervinieron demostraron que la corriente marxista en Pakistán ha recorrido un largo camino desde sus inicios a principios de los años ochenta.

El segundo día del congreso contó con la asistencia de más de 2.000 delegados e invitados. En entusiasmo del primer día no fue nada comparado con el segundo. Las discusiones revelaron un alto nivel de comprensión de las tareas que se avecinan. Los trabajadores y jóvenes que intervinieron demostraron que la corriente marxista en Pakistán ha recorrido un largo camino desde sus inicios a principios de los años ochenta.congress08_overview2.jpg

El día comenzó con la lectura de poesía revolucionaria y el canto de canciones tradicionales del movimiento obrero pakistaní. Una de las canciones es particularmente conmovedora:

"No estaremos contentos con tener un país, queremos todo el mundo porque somos los trabajadores del mundo".

El compañero Ilyas Kahn fue el moderador de la sesión. Es un compañero con una larga historia de lucha, estuvo en la cárcel junto con el compañero Lal Khan en los años ochenta y los dos fueron azotados por el terrible régimen de Zia. En sus primeras palabras el compañero Ilyas recordó al congreso que en 1988 Ted Grant había pronosticado que llegaría el día en que la clase dominante entregaría el gobierno al PPP. Esa brillante predicción ha sido reivindicada por los acontecimientos.

Lal Khan después introdujo la discusión sobre las perspectivas para Pakistán. Insistió en la naturaleza corrupta de la burguesía pakistaní y subrayó el conflicto que existe dentro del Estado. Hizo referencia al presunto enfrentamiento entre la "sociedad civil" y la militar, insistió en la vergonzosa "democracia" que hay en Pakistán. Pero también explicó que la "dictadura" ha perdido ya su significado. Musharraf no era nada comparado con la dictadura de Zia-ul-Haq. Explicó esta idea y dijo: "el compañero Saqi sabe lo que quiero decir". El compañero Saqi fue secretario general del Partido Comunista de Pakistán y pasó ocho años en unas condiciones terribles en una prisión de Zia, ahora es un miembro de la dirección de The Struggle.

El compañero Lal Khan destacó las diferencias en la sociedad pakistaní, las diferencias de clase. Él presenció la presunta "sociedad civil" cuando el conflicto de la judicatura, se manifestaron muchas mujeres de clase media y de la burguesía. Lal Khan dijo que algunas mujeres de la clase obrera las observaban. Ellas iban sucias, sudorosas y llevaban palas. Las preguntó que miraban y ellas respondieron: "los colores", haciendo referencia a los bonitos vestidos que llevaban esas damas. Esta anécdota describe muy sucintamente la diferencia entre la "sociedad civil" y lo que describen los compañeros como "sociedad no civil", a la que orgullosamente dicen "no pertenecemos". Lal Khan explicó que: "Dentro de estos cuerpos sucios y sudorosos está brotando la revolución".congress08_lalkhan2.jpg

Destacó la intervención de The Struggle en el movimiento de dos millones que dieron la bienvenida a Benazir Bhutto cuando regresó en octubre. Describió ese movimiento como el de una sociedad "no civil buscando un cambio en Bhutto". También explicó como afectaba el movimiento de masas a Benazir y cómo empezó a cambiar su expresión girando a la izquierda, denunciando la privatización, etc., El Estado no podía tolerar este giro radical y eso explica porque un sector fundamentalistas del Estado decidió asesinarla, mientras que el "ala liberal" estaba aterrorizada.

Señaló que si los marxistas hubieran sido 5.000 o 10.000, los acontecimientos podrían haber sido diferentes. Los marxistas defendían la huelga general, pero eran muy débiles. "Teníamos la calidad y no la cantidad".

Trató la cuestión del fraude electoral, la postura del PPP al entrar en una alianza con los agentes directos de la burguesía e incluso las conversaciones con los fascistas del MQM en Karachi. Explicó cómo el nuevo gobierno de Gillani no podrá resolver ninguno de los problemas básicos a los que se enfrentan los pobres y trabajadores de Pakistán. Cómo la clase dominante explota la cuestión nacional. No la pueden solucionar pero sí explotarla. Terminó diciendo: "Pararemos la guerra en Cachemira no con métodos pacifistas sino con la revolución".

Después intervino un trabajador de PIA que subrayó la degeneración de los dirigentes sindicales, lo comparó con el comportamiento del compañero Manzoor cuando era diputado, cuando defendió el levantamiento de la prohibición de los sindicatos. Siguieron intervenciones del compañero Nadir de Baluchistán y de Shujuat Kazmi de Cachemira. Hizo referencia a las terribles atrocidades cometidas contra el pueblo de Cachemira y explicó que "en todas partes, desde Cachemira a Baluchistán o Waziristán, la respuesta es la revolución socialista. En el pasado no existía una organización revolucionaria, ¡pero ahora sí, estamos aquí!"

Siguió la intervención de un trabajador ferroviario de Karachi, Manzoor Razi. Expresó lo feliz que se sentía al ver a mujeres en el congreso y leyó un poema contra el concepto de propiedad privada. Citó al poeta revolucionario Habib Jalib, que en la época en que Ayub Khan introdujo una nueva constitución escribió un poema en el que decía: "No puedes resolver nuestros problemas", la constitución "es una mañana sin luz".

Otro compañero hizo referencia a la "mafia de las semillas", explicó cómo los campesinos seguían pobres mientras los intermediarios se llevaban el dinero. El compañero Akram de Rawalpindi dijo: "Puedo oler la llegada de la revolución. ¡La única salida es la revolución!"

Un compañero joven, Inam ul-Haq, de la Universidad del Punjab, explicó cómo "se nos enseña que Dios exige un sacrificio cada año, pero nos sacrificamos cada día y parece que Dios aún no nos escucha".

Después llegó la intervención del compañero Manzoor Ahmed. Explicó la relevancia de los análisis de la situación en Pakistán desarrollados por el compañero Ted Grant, quien como Marx nunca había estado en Pakistán, pero cuyos análisis eran los más concretos y reales. Recordó la experiencia de la revolución de 1968 en Pakistán, una revolución perdida, y cómo no podemos permitir que ocurra de nuevo.congress08_masoor2.jpg

Explicó cómo la revolución de 1968 se perdió debido a los errores de la dirección del PPP en aquel momento. El resultado fueron generaciones de sufrimiento. También señaló cómo los marxistas en el PPP hicimos un llamamiento a los dirigentes del partido para que convocasen una huelga general después del asesinato de Benazir, pero lo ignoraron. Si los marxistas hubieran sido más fuertes habría sido una historia totalmente distinta.

Después siguió el compañero Harish Kumar de Sindh quien explicó la seriedad de la crisis económica, subrayó la naturaleza global de la economía y que eso significa que la crisis en un país afectaba a todos los demás.

Fred Weston también intervino en el debate. Avisó contra los peligros que presentaba la nueva situación. Que sería una situación donde los marxistas sufrirían enormes presiones y que debían resistir. Debemos resistir como marxistas. El próximo período nos dará enormes oportunidades y debemos construir sobre ellas, prepararnos para intervenir en los dramáticos acontecimientos que se desarrollarán.

Lal Khan resumió la discusión insistiendo en que "somos una corriente marxista, bolchevique y trotskista, con nuestro propio programa independiente". Hizo un énfasis especial en la necesidad de construir las fuerzas del marxismo en Pakistán en el próximo período.

La siguiente sesión fue la de organización introducida por el compañero Adam Pal, explicó cómo él veía el próximo período y las tareas de los compañeros en la construcción de la organización. Insistió en la necesidad de que todos los compañeros construyeran de una manera consciente en cada área.

Antes de continuar hay que mencionar la mesa con libros que había en el congreso. Estaba la reciente edición en urdú de El Manifiesto Comunista, publicado por la editorial Book Home. También han publicado la primera edición en urdú de El Capital, con una introducción de Lal Khan. Ahora hay sed de literatura marxista en Pakistán por eso esta editorial está comenzando a publicar clásicos del marxismo.

El congreso se paró para comer. Después los compañeros de nuevo dieron la bienvenida a más poesía revolucionaria. Seguidamente, los compañeros pastún cantaros canciones revolucionarias en su lengua. La atmósfera era electrizante. No todos los compañeros entendía el pastún pero la palabra "revolución" es común a todos ellos y se pudieron unir al coro. No se podían parar cuando cantaban y bailaban al ritmo de la música. Después siguieron los compañeros sindhis con sus canciones, seguidos por los cachemiros.congress08_dancing.jpg

Era una maravilla ver a todas estas nacionalidades, con sus diferentes lenguas, cantando juntas. Expresaba el deseo genuino de unidad de los trabajadores de todas las nacionalidades. Después todos comenzaron a corear: "El socialismo llegará", "revolución, revolución, revolución socialista".

Finalmente los compañeros volvieron a sus asientos. Hubo informes de las comisiones del día anterior: juvenil, sindical y mujer. Se informó de que la organización tenía 129 mujeres. Aunque es aún un porcentaje pequeño sobre la militancia pero es un buen resultado si se tiene en cuenta lo difícil que es para las mujeres participar en la política en un país donde la mujer ni siquiera puede estar en la misma habitación que un hombre. También se informó de que la militancia actual era de 2.518 compañeros y que el objetivo para el próximo año es ser 5.100.

Después llegó un momento especial dedicado a Jam Saqi. Se trata de un compañero veterano que fue secretario general del Partido Comunista de Pakistán. Pasó ocho años en la cárcel bajo la cruel dictadura de Zia. Es una figura legendaria y un héroe para los jóvenes y trabajadores pakistaníes. Cuando se dirigía al estrado, el congreso estalló en un estruendoso aplauso. El compañero Saqi citó a Arquímedes: "Dadme una palanca y un punto de apoyo, y moveré el mundo". Añadió que esta palanca es esta organización, la corriente marxista The Struggle.congress08_jamsaqi.jpg

Después se proyectó un DVD con un discurso de Alan Woods en dos grandes pantallas, nada más aparecer el congreso se puso de pie aplaudiendo. Era como si Alan estuvieran físicamente allí. En realidad muchos compañeros explicaron lo mucho que se dejaba sentir su ausencia. Había poco tiempo así que no se tradujeron las palabras. Pero aproximadamente el 80 por ciento de los compañeros entienden el inglés y pudieron seguir su discurso. Hubo un absoluto silencio cuando Alan analizaba la situación mundial, la crisis del capitalismo y el auge de la lucha de clases. Cuando terminó la casi media hora de intervención hubo un largo aplauso.

Después llegó un informe del desarrollo de la Corriente Marxista Internacional en el mundo introducido por Fred Weston. Antes de comenzar se escuchó la música de La Internacional. Todos los compañeros se pusieron en pie con el puño en alto.

La intervención de Fred fue interrumpida en varias ocasiones con aplausos, sobre todo cuando hacía referencia a los avances internacionales. Hubo un aplauso especial para los compañeros mexicanos, también les agradó escuchar la creciente fuerza e influencia en Venezuela, además de la unión del grupo Esquerda Marxista de Brasil a la CMI. Se dedicó una atención especial a los acontecimientos en Irán. En Baluchistán hay muchos compañeros cuya lengua materna es el farsi, el idioma de Irán.

Los compañeros quedaron entusiasmados con el informe y después se volvió a cantar La Internacional. Fred concluyó con algunos comentarios sobre el papel de Ted Grant, después el congreso dejó la sala y organizó una manifestación. La atmósfera era impresionante. Se cantaron y corearon consignas y canciones que revelaban el entusiasmo y decisión de regresar a sus zonas para construir la corriente.

Una prueba del ambiente y la moral fue el resultado de la colecta, el equivalente a 20.000 dólares, una cantidad enorme si se tienen en cuenta los bajos salarios del país.

Los trabajadores y jóvenes presentes en este congreso tienen una calidad difícil de describir. Una discusión por la tarde con los trabajadores de la acería de Karachi reveló el alto nivel de comprensión de las ideas y tareas que tienen enfrene. Podemos confiar en que estos compañeros dedicarán el próximo año a construir la organización y prepararse para los grandes acontecimientos del próximo período.congress08_demo.jpg

Antes de acabar me gustaría dar las gracias especialmente al compañero Alí Raza, un compañero hazara de Baluchistán. Es un sindicalista, miembro de la Federación de Trabajadores Paramédicos, pero también un excelente fotógrafo y gracias a él tenemos estas maravillosas fotografías.

Lahore, 2 de abril de 2008

Ver galería fotográfica


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org