Imprimir

Saqi jura que luchará contra la dictadura y por la defensa del socialismo revolucionario

A primeras horas del 11 de noviembre, la policía asaltó la casa del compañero Jam Saqi en Hyderabad. Jam es uno de los nombres más famosos de la izquierda pakistaní, fue secretario general del Partido Comunista de Pakistán (PCP) hasta 1991.

Saqi jura que luchará contra la dictadura y por la defensa del socialismo revolucionario

A primeras horas del 11 de noviembre, la policía asaltó la casa del compañero Jam Saqi en Hyderabad. Jam es uno de los nombres más famosos de la izquierda pakistaní, fue secretario general del Partido Comunista de Pakistán (PCP) hasta 1991.

Estuvo en prisión durante más de quince años en su lucha política. El período más largo de encarcelamiento fue de diez años bajo la cruel dictadura del fundamentalista Zia ul Haq. El 7 de noviembre de 2007, presidió un mitin de masas para conmemorar el 90º Aniversario de la Revolución Rusa en la Acería de Pakistán. En esta reunión, los trabajadores de las acerías, del puerto qasim, de KESC (Empresa Eléctrica de Karachi), de una fábrica de herramientas, de PIA (Pakistan International Airlines) y otros sectores participaron junto con muchos trabajadores desempleados.

Esta reunión estaba organizada por el PTUDC, Jam Saqi está en la dirección nacional del PTUDC. También es un dirigente revolucionario de la izquierda del PPP. Los trabajadores de la acería son uno de los sectores más militantes del proletariado pakistaní. El PTUDC ha estado realizando una campaña para detener la privatización de las acerías de Karachi, el sector industrial más grande de Pakistán. La imposición del estado de excepción y la represión posterior también tienen la intención de acabar con la resistencia de los trabajadores a la privatización y otro tipo de recetas impuestas por las instituciones imperialistas. Jam Saqi fue una importante inspiración para este movimiento y jugó un papel vital en trasladar esta lucha a la arena política.

La huelga de los ingenieros de PIA fue una de las razones principales para imponer el estado de excepción y el régimen utiliza medidas brutales para atacar a los trabajadores. Ahora el movimiento en las acerías y en otros sectores está repuntando. El ataque al compañero Jam Saqi demuestra que la amenaza del Estado se deja sentir más en el movimiento obrero pakistaní.

Los que han hablado con Jam dicen que ha jurado seguir adelante con la lucha hasta la victoria socialista. Él no está muy bien de salud y debido a la represión que ha sufrido durante su vida, pero dice que tiene alta la moral y su cuerpo está dispuesto a luchar.

Enviar mensajes de solidaridad y apoyo al PTUDC.