Corriente Marxista Internacional

Los trabajadores han condenado las amenazas y medidas represivas de la administración, brutal y explotadora, de Unilever Pakistán que utiliza todas las medidas posibles, en colaboración con la administración de la ciudad, para sofocar los derechos de los trabajadores.

Los trabajadores han condenado las amenazas y medidas represivas de la administración, brutal y explotadora, de Unilever Pakistán que utiliza todas las medidas posibles, en colaboración con la administración de la ciudad, para sofocar los derechos de los trabajadores.

Existe el mito generalizado en Pakistán de que los trabajadores de Unilever tienen los mismos salarios y derechos equivalentes a los que tienen los trabajadores en otros países desarrollados. Los trabajadores de Unilever en Gran Bretaña o Europa también tienen la misma idea, pero la realidad es diferente.

La realidad se puede ver en esta lucha de los trabajadores de Unilever en Rahim Yar Khan. Esta empresa lleva allí más de sesenta años y consigue miles de millones de rupias cada año en concepto de beneficios, pero la dirección no está contenta y sigue atacando los derechos de los trabajadores.

En los últimos años, han despedido a 150 trabajadores fijos siguiendo el método del "apretón de manos" y así intentan minimizar a la fuerza laboral. Para conseguir esto, la dirección ha utilizado los mismos medios que se utilizan en los países subdesarrollados para explotar a los trabajadores.

Para incrementar sus beneficios, la empresa manufactura la mayoría de sus productos fuera de la planta mediante la subcontratación. Esta medida permite a la dirección despedir a cada vez más trabajadores.

Como en otros países, Unilever compra y cierra a otras empresas competidoras para mantener así su monopolio. También deja sin trabajo a cientos de trabajadores. Se podrían citar muchos ejemplos de este tipo de medidas pero la más famosa es la fábrica de helados Polka, que fuera cerrada después de que la comprara Unilever. Todos los trabajadores que trabajaban en esa fábrica perdieron sus empleos. Siguiendo el mismo método cerraron otras muchas fábricas provocando una catástrofe para las familias de los trabajadores que allí trabajaban.

Para conseguir intensificar el nivel de explotación de los trabajadores de Unilever ahora se han dividido en tres categorías:

Trabajo permanente: Los trabajadores que junto a sus salarios tienen otros beneficios como sanidad, educación, vivienda, horas extras y fondo de pensiones. Estos trabajadores tienen protección laboral.

Trabajo por contrato: Los que tienen un contrato que dura nueve meses. Cobran 4.000 rupias (67 dólares) mensuales, no tienen beneficios ni protección laboral.

Trabajadores por día: Estos ganan 80 rupias diarias (1,33 dólares), no tienen seguro y no saben si trabajarán al día siguiente.

La administración de Unilever intenta reducir el número de trabajadores fijos y emplear a más mano de obra en las otras dos modalidades de contrato. También intenta que cada vez más productos suyos se fabriquen fuera de la empresa mediante subcontratas. Con este propósito se han llevado fuera de la empresa algunas máquinas. Los subcontratistas utilizan métodos más brutales contra los trabajadores, esta política ayuda a que Unilever consiga más beneficios.

Pero esta situación está provocando la furia y la rabia de los trabajadores y el sindicato de Unilever, el CBA, que ha protestado enérgicamente contra estas medidas. Para acabar con la protesta, la dirección ha acusado a los dirigentes obreros de ofensa criminales falsas y ha metido a la policía dentro de la fábrica.

El superintendente de la policía de Rahim Yar Khan, Juniad Sheikh, ha transformado la situación de Unilever en un estado policial. Hay puestos de control policiales en cada esquina y los trabajadores y sus familias sufren la amenaza constante. Las autoridades policiales y la administración de Unilever están unidas para intentar acabar con la protesta de los trabajadores. Ahora los trabajadores y sus familias están asediados por la policía y sus casas bajo vigilancia.

A pesar de todas las amenazas, el sindicato y los trabajadores han rechazado las amenazas y han decidido hacer frente a la represión. En la primera fase de sus protestas fueron a trabajar con cintas negras y pusieron pancartas por toda la ciudad contra esta represión.

En la historia de Unilever, por primera vez el sindicato hacía una rueda de prensa en la que llamaba a protestar contra estas medidas represivas. Khalil Shahzad, presidente del sindicato de trabajadores de Unilever, el CBA, fue a la rueda de prensa acompañado del secretario general del sindicato, Syed Zaman Khan, además de otros dirigentes sindicales. Durante la rueda de prensa, los líderes sindicales condenaron las medidas adoptadas por la dirección y presentaron las siguientes reivindicaciones:

•1.    Sustitución del trabajo temporal y parcial por empleo fijo, garantizando a estos trabajadores las mismas condiciones que os trabajadores fijos.

•2.    Abolición del tercer turno de producción y todos los productos debían ser manufacturados en la planta de Unilever.

•3.    Retirada inmediata de las acusaciones judiciales contra los dirigentes sindicales.

•4.    Retirada inmediata de los puestos de control y patrullas policiales.

•5.    Implantación de medidas estrictas contra los directores y oficiales de policía implicadas en actividades contra los trabajadores.

Si no se cumplían estas reivindicaciones, entonces los trabajadores de otras industrias en Rahim Yar Khan, iniciarían una protesta para acabar con este ataque brutal.

El PTUDC de Rahim Yar Khan convocó una reunión de urgencia sobre esta cuestión y votó apoyar la causa de los trabajadores de Unilever. Se hizo un llamamiento a los trabajadores y sindicatos del país para que condenaran este ataque.

En una declaración del compañero Manzoor Ahmed, presidente del PTUDC y parlamentario, expresó su solidaridad con la causa de los trabajadores de Unilever Pakistán y explicó que sólo poniendo fin a este sistema capitalista brutal podremos conseguir la emancipación total.

Nosotros también hacemos un llamamiento a los trabajadores de todo el mundo y especialmente a los de Unilever en otros países para que apoyen a sus compañeros pakistaníes, a que expresen su solidaridad para detener este brutal ataque y medidas crueles de los capitalistas y sus compinches.

¡Una ofensa a uno es una ofensa a todos!


Si se visita la página oficial de Unilever se podría pensar que es una buena empresa que se preocupa por las personas. También se pueden encontrar informes actualizados de sus beneficios. Pero lo que no dicen es que los consiguen gracias a la explotación de mano de obra infantil en países como India.

( http://www.expatica.com/actual/article.asp?subchannel_id=65&story_id=67)

Sugerimos a nuestros lectores que escriban y expliquen a la dirección lo que está ocurriendo en Pakistán Unilever y exijan el final de estas medidas draconianas y el cumplimiento de las reivindicaciones de los trabajadores. Plantear esta cuestión en vuestro sindicato y conseguir que se envíen mensajes de protesta.

MODELO DE CARTA DE PROTESTA:

 

A la atención de:

Nos hemos enterado de que las condiciones laborales en la fábrica de Unilever en Pakistán (Rahim Yar Khan) son totalmente inaceptables. Pagan salarios de hambre y la dirección intenta empeorar las cosas aún más para los trabajadores.

Los trabajadores protestan y exigen que los trabajadores a tiempo parcial y temporales pasen a ser trabajadores fijos con los mismos derechos que éstos, que se elimine el tercer turno de producción y que todos los productos se fabriquen en la planta de Unilever, que se retiren todas las acusaciones contra los dirigentes sindicales, que se retiren inmediatamente todos los puestos de control y vigilancia de la policía, que se implanten medidas estrictas contra los administradores y oficiales de policía que están llevando a cabo actividades contra los trabajadores.

Exigimos que se acepten estas reivindicaciones que son el mínimo necesario para que los trabajadores tengan unos salarios y condiciones laborales decentes.

Firmado:


Podéis enviarlos a las siguientes direcciones:

Unilever Pakistán:

Fareshteh Aslam, Director de Comunicaciones Externas

fareshteh.aslam@unilever

 

Naila Ismail, Director de Relaciones de Empresa 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

También se pueden enviar mensajes a la empresa a través de esta dirección:

http://www.unilever.co.uk/resources/contactus.asp

Enviar copias de los mensajes a:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org