Imprimir
Hemos recibido un informe de los compañeros desde Cachemira. A pesar de la devastación y pérdida de vidas el trabajo del PTUDC continúa adelante y la moral de los compañeros sigue siendo muy alta. El PTUDC ha establecido campamentos de ayuda en Muzaf Hemos recibido un informe de los compañeros desde Cachemira. A pesar de la devastación y pérdida de vidas el trabajo del PTUDC continúa adelante y la moral de los compañeros sigue siendo muy alta. El PTUDC ha establecido campamentos de ayuda en Muzafferabad, Bagh, Hajira y Rawlakot. A Cachemira ya han llegado tres caravanas de solidaridad, dos desde Pakistán y una desde India, en las próximas semanas llegarán más. Nuestros campamentos médicos han tratado a casi 1.500 personas. Se han hecho planes pars para extender nuestra distribución de ayuda a otras zonas que se enfrentan a una crisis humanitaria.

Los compañeros han trabajado duro para mantener los campamentos y coordinar la distribución de la ayuda. Muchos de los compañeros resultaron heridos en el terremoto y muchos perdieron sus hogares, amigos y familiares. Tristemente, podemos confirmar la muerte de seis compañeros y dieciséis simpatizantes del PTUDC, todos tenían veinte años de edad o menos.

A pesar de esto los compañeros están decididos a cumplir las tareas difíciles de las operaciones de ayuda y decididos a continuar la lucha por el socialismo. Sin medio de comunicación y con pocos medios para trabajar debido a la infraestructura y los materiales, los compañeros han realizado un trabajo verdaderamente asombroso e inspirador en medio de la devastación y el duro invierno del Himalaya. Contra todas las adversidades, viajando en medio de la devastación y la destrucción de la región, compañeros de todo Pakistán y Cachemira han ido a ayudar a los campamentos. Los compañeros están decididos a afrontar los desafíos planteados por la naturaleza y el sistema capitalista, a continuar con su trabajo. Muchos compañeros dijeron que habían ido a visitar los campamentos para elevar la moral de los compañeros allí presentes, pero se encontraron con son ellos los que han vuelto con la moral más alta.

Una prueba del entusiasmo y la determinación procede del apoyo que los compañeros han recibido de todo el mundo. El llamamiento económico del PTUDC ha sido un tremendo éxito. De nuevo nos gustaría expresar nuestra gratitud y gracias a todos los que nos han ayudado a recoger una increíble cantidad de dinero en un corto espacio de tiempo. Son muchos los nombres, pero nos gustaría hacer una mención especial al compañero Ted Crawford del NUJ Central London Branco, al Harlow Trades Council, al PCS Leicester Network, a los compañeros Darrall Cozens, Tracey Warren, Tham Burke y Rune Bremseth.

Los compañeros en Cachemira han tomado una serie de decisiones importantes. Los campamentos de ayuda se mantendrán durante largo tiempo y finalmente se convertirán en centros permanentes. La idea es convertir los campamentos de ayuda en centros de distribución de ayuda a todas las regiones, además de centros de actividad política y cultural. El PTUDC ha editado un nuevo panfleto con nuestra posición política sobre este desastre. Algunas de las reivindicaciones del programa son las siguientes:

1. Creación de comités populares de ayuda y rehabilitación, deberían estar formados sobre bases voluntarias, para supervisar las operaciones de ayuda, rescate y rehabilitación.

2. Un impuesto del 25 por ciento “Zalzala” (impuesto del terremoto) a los beneficios de todas las multinacionales, capitalistas y señores feudales de Pakistán, este dinero debería dedicarse al rescate, ayuda y rehabilitación de las zonas afectadas.

3. Creación de un plan de emergencia para el acceso a las necesidades humanas básicas como son el agua potable, la sanidad, educación y electricidad, esas utilidades deben ser proporcionadas a las víctimas rápidamente.

4. Eliminación de todos los impuestos a los campesinos y trabajadores en las zonas afectadas por el terremoto.

5. Empleos para los jóvenes parados en las zonas afectadas o un subsidio de desempleo mensual de 6.000 rupias (80 dólares).

6. Toda la rehabilitación y reconstrucción debe ser supervisada por los Panchayats (consejos populares) eliminando el sistema de contratas. Las actividades de reconstrucción deben estar bajo el control democrático de los Panchayats organizados de forma voluntaria.

7. Suministro gratuito de electricidad, gas natural y combustible a las víctimas.

8. Aprender las lecciones de la impotencia y el fracaso de la clase dominante y la devastación sufrida por las masas a manos de su sistema. La lucha de clases debe ser organizada y profundizada hacia la victoria de la revolución socialista.

9. Moratoria inmediata de la deuda imperialista y los pagos de intereses durante los próximos veinte años. Todo este dinero debe ser destinado a las operaciones de rescate y ayuda así como a la rehabilitación y reconstrucción de las zonas devastadas por el terremoto.

10. El sistema capitalista sólo ha agravado la pérdida de vidas y los daños provocados por el terremoto. Debemos desarrollar la lucha para derrocar al capitalismo y por la transformación socialista de la sociedad.

A pesar del maravilloso trabajo del PTUDC en estas condiciones difíciles, todavía queda mucho por hacer. La ONU ha pedido a todos los que viven en aldeas lejas que se dirijan a las ciudades y campamentos de ayuda antes de que llegue el invierno. Hay una ausencia crónica de ayuda y materiales en la región, y el inverno se aproxima. El llamamiento económico del PTUDC ha sido un éxito, pero debemos hacer más. Necesitamos recoger más dinero. Nuestros campamentos durarán tiempo. Debemos mantener estos campamentos con un suministro continuo de ayuda, para que llegue a la población. Necesitamos más dinero para continuar con las caravanas de solidaridad y ayuda a la región. Cualquier cantidad de ayuda económica que podáis ofrecer irá directamente a ayudar a aquellos que lo necesitan tras la devastación.

La población cachemira no puede basarse en nadie más que sí misma para reconstruir su vida después del desastre. Necesitará la ayuda y solidaridad de todo el mundo, no podemos basarnos en la generosidad de los gobiernos occidentales. La población de Cachemira recompondrá las piezas de sus vidas en ruinas y seguirá adelante. El capitalismo ha fracasado. No podía proporcionar una vivienda y un nivel de vida decentes antes del terremoto y menos aún lo podrá hacer después. Esta lucha por la supervivencia hará consciente al pueblo cachemiro de su poder revolucionario, guiará la lucha por la transformación socialista en todo el subcontinente. ¡De las ruinas hacia delante!