Corriente Marxista Internacional

La noche del 15 y la mañana del 16 de abril, la dictadura pakistaní llevó a cabo una represión brutal y arrestó a miles de trabajadores del PPP que estaban preparando un mitin de masas para dar la bienvenida a Asif Ali Zardari, cónyuge de la presiden La noche del 15 y la mañana del 16 de abril, la dictadura pakistaní llevó a cabo una represión brutal y arrestó a miles de trabajadores del PPP que estaban preparando un mitin de masas para dar la bienvenida a Asif Ali Zardari, cónyuge de la presidenta del PPP, en el aeropuerto de Lahore.

La represión comenzó días antes. Varios trenes procedentes de Karachi y otras zonas del Sindh fueron detenidos y sellaron las fronteras de la provincia del Punjab. Esto ha desenmascarado la “moderación” de la dictadura de Musharaf que es una aliada cercana del imperialismo británico y estadounidense.

Esta salvaje represión ha demostrado también la naturaleza frágil de este régimen. Está aterrorizado por que su dura política contra la clase obrera y la población, impuesta por el FMI y el Banco Mundial, provoque una explosión de masas. El régimen temía que este mitin de bienvenida se convirtiese en el punto de partida de un movimiento que podría llevar al derrocamiento de esta dictadura pro-imperialista.

El compañero Manzoor Ahmed, presidente del PTUDC y parlamentario, fue arrestado con otros parlamentarios del PPP cuando se dirigían al aeropuerto de Lahore a primeras horas de la mañana del sábado 16 de baril. Otros parlamentarios arrestados son: Aitizaz Ehsan, Raja Pervaiz Ashraf, Imtiaz Safdar, Shamshad Sattar, Fehmida Mirza, Qamar-uz-Zaman Kaira, Zulfiqar Alí Gondal, Tasneem Ahmed Qureshi, Nayyer Bukhri, Zumarrad Khan, Shehry Rehman, Mutaza Satti, Fouzia Aviv, Samina Khalid Ghorki, Shagufta Bukhari, Naheed Khan, Safder Abbasi y muchos otros. El veterano dirigente del ala de izquierdas del PPP, Ghulam Abbas, también fue arrestado. Algunas parlamentarias, incluidas Fozia Malik, Ferzana Raja y Suma Bukhari, fueron duramente golpeadas por la policía y ahora están hospitalizas a causa de las heridas.

Es tan despiadada la represión de este régimen que incluso ha arrestado a niños de 8, 9 y 10 años de edad. Las celdas custodiadas por la policía están tan llenas que los detenidos tienen que estar de pie porque no hay sitio para sentarse. Se trata de un acto de cobardía y demuestra que el régimen está dando sus últimos coletazos, es un intento desesperado de aplastar la creciente oleada de rebelión política.

El compañero Manzoor Ahmed y otros líderes del PPP han jurado continuar la lucha hasta el derrocamiento de este régimen y el sistema capitalista corrupto que defiende y representa. En su mensaje desde la prisión estos parlamentarios han dicho que estos actos brutales no les detendrán ya que desenmascaran el verdadero carácter de este régimen y provocarán una insurrección revolucionaria.

Han hecho un llamamiento a los trabajadores, jóvenes y a las masas para que les apoyen en este episodio de la lucha de clases que se está desarrollando en Pakistán. ¡Un ataque a uno es un ataque a todos!

Apelamos a todos nuestros lectores y simpatizantes, activistas sindicales, activistas de partidos, que se movilicen en todo el mundo para llevar a cabo acciones de protesta. Llamad a las embajadas pakistaníes de vuestros países, organizad piquetes, plantear esta cuestión dentro de las organizaciones obreras. No podemos dejar a los compañeros pakistaníes en estas condiciones tan terribles sin hacer nada para detener este régimen brutal.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org