Corriente Marxista Internacional

MA.- Mi deber es plantear en el parlamento los problemas de la clase obrera. Son muchos los problemas. Desde la partición la clase dominante no ha resuelto ninguno de los problemas. La tasa de desempleo es muy alta. Además están los problemas de losc JC.- ¿Cuál va ser tu papel en el parlamento?

MA.- Mi deber es plantear en el parlamento los problemas de la clase obrera. Son muchos los problemas. Desde la partición la clase dominante no ha resuelto ninguno de los problemas. La tasa de desempleo es muy alta. Además están los problemas de los campesinos, la sanidad, la educación y la política exterior. La pobreza ha aumentado en los 54 años que han transcurrido desde la partición. Básicamente, este parlamento es el parlamento de la clase dominante. En este parlamento soy un representante de la clase obrera, así que tendré que plantear allí todos estos temas. Sin embargo, mi papel fuera del parlamento es el más importante. Mi elección es una buena oportunidad de organizar a cada campesino, trabajador y joven.

JC.- ¿Cuál es la solución para los problemas a los que se enfrentan los trabajadores y los campesinos?

MA.- La única solución es la revolución socialista. Hoy en día no hay margen en la economía para ningún tipo de reformas. Hay que transformar el sistema, no se puede reformar. Lucharemos por una política socialista dentro y fuera del parlamento. Hoy muchas personas ven la necesidad de una revolución, no creen en el sistema. Todos sufren las miserias del sistema. No saben cómo se puede hacer la revolución, pero sí quieren cambiar las cosas. Nuestra tarea es proporcionar la dirección y el partido. Esto costará un tiempo. No podemos esperar que ocurra en días o meses. Sin embargo, en el próximo período veremos movimientos revolucionarios y contrarrevolucionarios. Puede estallar repentinamente un movimiento revolucionario y podemos cambiar toda la sociedad.

JC.- ¿Si hay una revolución cuales son las tareas más importantes?

MA.- Debemos eliminar el feudalismo, el fundamentalismo, nacionalizar la economía y expropiar los bienes de los imperialistas. Hay un maravilloso potencial de capacidad productiva en Pakistán. Pero debido a la crisis del capitalismo y la política del FMI durante la pasada década han desaparecido más de 7.000 fábricas. En el pasado también tuvimos nacionalización, incluidas las grandes nacionalizaciones de los años setenta llevadas a cabo por Zulfiqar Ali Bhutto. El problema es que estaban bajo un control burocrático. Ahora debemos hacerlo bajo el control democrático del proletariado. Esto llevaría a un enorme aumento de la producción.

JC.- Ha habido varias guerras con la India y en este momento hay millones de soldados a ambos lados de la frontera. ¿Crees que después de una revolución socialista la India intentaría atacar a Pakistán?

MA.- Sí, pero la clase obrera india es la clase obrera más grande del Sudeste Asiático. Es nuestro mayor aliado. Puede parar la guerra de la clase dominante india contra un Pakistán socialista, la clase obrera india si puede parar la guerra, tiene una maravillosa tradición de lucha. Creo que las revoluciones en India y Pakistán no son dos cosas separadas. Si se lleva a cabo la revolución en Pakistán, también tenemos que hacer la revolución en todo el subcontinente indio. Después de la revolución socialista se podría poner fin a la partición con una federación socialista. Es un subcontinente maravilloso. La clase obrera trabaja duro y es muy creativa. La historia de los últimos cinco mil años está llena de civilizaciones y culturas muy ricas. Es la clase dominante en el subcontinente la responsable de toda la pobreza y miserias que azotan a la sociedad.

JC.- En estas elecciones los fundamentalistas han conseguido más votos que nunca. Han conseguido el 16 por ciento de los escaños del parlamento cuando hasta ahora no habían pasado del 5 por ciento. ¿Por qué ha ocurrido esto?

MA.- Es muy simple. Una cuestión clave en las elecciones pakistaníes ha sido el ambiente contra el imperialismo estadounidense. Los fundamentalistas han utilizado esta cuestión, sobre todo en las provincias cercanas a la frontera con Afganistán. Ningún partido, ni un solo candidato de otro partido (incluidos la mayoría de los candidatos del PPP) ha hablado en contra del imperialismo estadounidense. El imperialismo USA ha jugado un papel nefasto, un papel sucio, y no sólo en Afganistán. Ha bombardeado civiles. En el pasado el imperialismo utilizó el fundamentalismo, ahora le ha retirado la ayuda financiera y los fundamentalistas se han vuelto contra el imperialismo USA. El PPP debe adoptar una postura contra el imperialismo. Es un secreto a voces que Zulfiqar Ali Bhutto fue colgado en 1979 por el gobierno militar con el beneplácito del imperialismo USA. Yo he defendido una posición clara contra el imperialismo y el resultado es que en mi distrito los fundamentalistas han recibido menos del 1 por ciento de los votos.

JC.- Hay muchos conflictos nacionales, religiosos y étnicos en Pakistán. ¿Cómo se pueden superar?

AM.- Todos se matan entre sí. En el Punjab, Sindh, Baluchistán y la Frontera Noroccidental, en todas partes hay caos y lucha constante. Un movimiento de la clase obrera podría poner fin a todo esto. Por ahora la clase obrera, especialmente en Pakistán, no está activa. Está esperando y observando. Por ahora sólo ha habido pequeños movimientos pero al final habrá una insurrección de masas.

JC.- ¿Cuál es la situación de la mujer en Pakistán?

MA.- La situación de la mujer es muy mala. Está doblemente explotada. Por el sistema y después por el hombre. Millones de mujeres trabajaban más de dieciséis horas diarias. Además deben cuidar a los niños, cocinas y trabajar duro en el hogar. No se las trata como a seres humanos. También está la tradición del Karo Kari (asesinato por honor). En algunas zonas las mujeres no pueden salir de casa y ni hablar. Es el sector más oprimido de Pakistán. Son el 48 por ciento de la población, un hecho que demuestra la negligencia generalizada en el cuidado de las niñas.

No hay solución a este problema dentro del sistema. El problema básico es un problema económico. La trabajo de las mujeres no cuenta para el sistema y el dinero que ganan va directamente al hombre. ¿Cómo se pueden cambiar las cosas cuando el sistema educativo y el sanitario tienen un nivel tan bajo? Sólo el 1,2 por ciento del presupuesto se gasta en educación. Es lamentable. Sólo el 0,7por ciento se gasta en sanidad. Se supone que las ONG trabajan por las mujeres, ¿pero qué han conseguido? Nada. Las condiciones de las mujeres de la clase obrera son peores que antes. La mejora de la situación de las mujeres está interrelacionada con la revolución socialista. En algunas capas de la sociedad, como entre la clase dominante, la situación de la mujer está más avanzada, pero entre las otras capas todavía existe la esclavitud. Es necesario un cambio radical, no valen las reformas.

JC.- ¿Cuál ha sido el papel de la mujer en tu campaña?

AM.- Muy bueno. Por primera vez en la historia de Kasur hemos tenido actos públicos grandes con mujeres. A una de las reuniones asistieron más de 500 mujeres. Hablé en esa reunión. Fue maravilloso. Estaban felices y entusiasmadas. En el próximo período intentaré aumentar la participación de las mujeres. Han jugado un papel clave en la campaña. Antes de entrar al parlamento quiero tener una gran reunión con mujeres, para escuchar sus problemas y pedirles que guíen mi trabajo para que yo pueda plantear todos sus problemas en el parlamento.

JC.- ¿Cuál ha sido el papel de los sindicatos en tu distrito?

AM.- He tenido un gran apoyo de todos los sindicatos. Los sindicatos no son muy grandes, pero su apoyo ha sido importante, especialmente del textil, conductores de carros, el de banca y el del sector de energía y agua. También he tenido el apoyo del sindicato de periodistas y el de correos. Los trabajadores de sanidad, que son cristianos, también me han dado su apoyo. He trabajado con los sindicatos, no sólo durante las elecciones, también antes de las elecciones y ahora tendré reuniones con ellos para discutir que puedo hacer por ellos en el parlamento. La esencia de mi campaña es que todos los que han participado no han hecho campaña por Mansoor, sino por ellos mismos. Esa ha sido la razón decisiva de mi victoria.

JC.- ¿Cuáles fueron las principales actividades de tu campaña electoral?

AM.- Hubo dos cosas principales. En primer lugar, la campaña hombre a hombre, mujer a mujer y puerta a puerta, en la participaron muchas personas. En segundo lugar, estuvieron los mítines. Hubo reuniones maravillosas. Ha sido como un sueño hablar en un solo día en 15 mítines. Todavía puedes ver que tengo problemas con la voz y ya ha pasado una semana desde las elecciones. He hablado en más de 200 mítines durante toda la campaña. La asistencia no bajaba de las mil personas y en algunas zonas los mítines superaban las diez mil personas. No pudimos convocarlos con anuncios porque el gobierno no nos permitió hacer grandes mítines públicos, algo que si permitió a los otros candidatos. La excusa es que eran mítines contra el gobierno.

Mis contrincantes eran muy ricos. Durante la campaña les reté a beber agua del grifo de Kasur de la que yo bebía ante miles de personas, pero no lo hicieron, tenían miedo a caer enfermos. No aceptaron el desafío. Uno de ellos, Nelufar Qasim Medí, procede de la burguesía clásica. Su familia es una de las diez más ricas del país. Gastó 50 millones de rupias en su campaña. Esta es una cantidad enorme para Pakistán. Khursid Kasuri, otro candidato rico, gastó 35 millones. Durante toda mi campaña mis gastos no han llegado al millón de rupias. La gente me daba dinero, pegaba mis carteles y pegatinas. No sabíamos quienes pegaban los carteles. La gente me ofreció coches para la campaña, nos ayudaban espontáneamente. Estas cosas me han inspirado. En una ocasión después de un acto cientos de personas me rodearon, un hombre venía diariamente a mis actos y me dio cien rupias (probablemente más de su salario diario). En otra ocasión, cuando llegué a casa, encontré en mi bolsillo un papel, al abrirlo resultó ser un cheque por valor de 10.000 rupias de una persona que no conocía. Todo esto me ha emocionado. He derrotado a los candidatos ricos gracias a la clase obrera, a los campesinos y a la juventud.

JC.- La forma de organizar tu campaña y las ideas que defiendes son muy diferentes a las que defienden la mayoría de los candidatos del PPP, y en particular su dirección. ¿Ha sido una ventaja o una desventaja presentarse como candidato del PPP?

AM.- Mi campaña se basó en el manifiesto básico del PPP. En 1968 y 1969 hubo un gran movimiento de masas. Fue un movimiento revolucionario maravilloso, cambió el ambiente entre las masas. El PPP es un producto de ese movimiento, eso explica porque el PPP es el partido político más popular entre la clase obrera. Ese movimiento dio lugar al mejor manifiesto de la historia de Pakistán e incluso en la historia de todo el subcontinente. En él se puede leer que el objetivo final del PPP es la construcción de una sociedad sin clases a través de la revolución socialista. Incluso los manifiestos de los partidos comunistas no tenían en el orden del día la revolución socialista, en su lugar, defendían claramente la revolución democrático nacional. No hay sido difícil formar parte del PPP y defender un programa socialista. No estoy desafiando el manifiesto básico y el carácter del PPP, quien lo hace es su dirección.

JC.- ¿Qué te ha inspirado en tu lucha?

AM.- Las ideas del marxismo. Después de Marx y Engels me inspiraron Lenin y Trotsky, y después, las ideas desarrolladas por Ted Grant y el movimiento marxista internacional aglutinado en In Defence of Marxism, y especialmente, la idea de que los marxistas deben luchar por sus ideas dentro del marco de las organizaciones de masas para conseguir que lleguen a la clase obrera.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org