Corriente Marxista Internacional

La Feria del Libro de La Habana es un acontecimiento social, cultural y político de primer orden. Cientos de miles de personas, hombres, mujeres y niños, se dan cita en La Cabaña (antigua fortaleza española que protegía la bahía habanera, hoy convert La Feria del Libro de La Habana es un acontecimiento social, cultural y político de primer orden. Cientos de miles de personas, hombres, mujeres y niños, se dan cita en La Cabaña (antigua fortaleza española que protegía la bahía habanera, hoy convertida en sede de la Feria del Libro), ávidos de lectura e ideas.

Muchos cubanos hacen un esfuerzo durante el año para ahorrar unos pesos y así poder adquirir un buen número de libros.

La Feria empieza en La Habana, pero no se queda ahí. Durante semanas recorre toda la isla, aunque es su etapa en la capital la más importante.

El pueblo cubano es culto, deseoso de adquirir más conocimientos, orgulloso de que sea así y consciente de que esto es una de las conquistas más decisivas de la revolución.

Es esta Feria la que la sociedad de editores españoles boicotea, sumándose así al coro de hipócritas y reaccionarios que sueñan con ver a Cuba convertida nuevamente en una colonia en la que los capitalistas puedan hacer suculentos negocios (incluidas las grandes editoriales), explotar libremente a la población, creando una vez más las condiciones para que, entre otras cosas, un profundo retroceso cultural asole la isla caribeña.

La participación de la Fundación Federico Engels este año, al igual que ya hiciéramos en 2005, es también un acto de apoyo a la revolución cubana y sus conquistas y una denuncia contra aquellos que lo único que persiguen es destruir a ambas.

Una sed insaciable de ideas

Trabajadores, amas de casa, licenciados, científicos, niños, estudiantes de secundaria, etc., se mezclan en los pabellones que dan cabida a los cientos de stands de las distintas editoriales, devorando literatura infantil, cubana, universal, libros de cocina, de medicina, de informática, diccionarios y también, cómo no, de política.

La compleja situación política de Cuba, asediada por el criminal bloqueo estadounidense; contradictoria por la existencia de elementos capitalistas conviviendo con la economía planificada; agitada por las dificultades que una parte considerable de la población tiene para poder acceder a productos básicos; y a la vez esperanzada por el despertar revolucionario de las masas latinoamericanas, con Venezuela a la cabeza, hace que sectores importantes de jóvenes, intelectuales, trabajadores, con el objetivo de la defensa y profundización de la revolución, busquen alternativas e ideas que les ayuden en ese camino.

Después de la magnífica experiencia del año pasado, decidimos planificar nuestra colaboración para que en la feria de 2006, esta fuera más intensa y de mayor calado. Pensamos que, una vez comprobados los resultados, lo hemos logrado plenamente.

En primer lugar, al catálogo con el que ya acudimos en 2005 sumamos algunos títulos nuevos.

Entre ellos destacamos La Revolución Bolivariana, el nuevo libro de Alan Woods, recopilación de artículos sobre el proceso revolucionario venezolano, que ha despertado gran interés en la feria.

Gran importancia ha tenido para nosotros poder editar el libro Apuntes revolucionarios, en el que recopilamos los artículos escritos por Celia Hart sobre la revolución venezolana, la actualidad cubana y la revolución internacional.

La figura de Celia es importante en Cuba no sólo por su pertenencia a una familia de revolucionarios de primera fila. Su padre, Armando Hart, fue dirigente del Movimiento 26 de Julio y ministro de Cultura durante muchos años; su madre, Haydée Santamaría, participó en el asalto al cuartel de Moncada en 1953, fue guerrillera en la Sierra Maestra y fundadora de la Casa de las Américas en Cuba, institución que dirigió hasta su muerte en 1980. También es importante, precisamente, por esos escritos que han avivado el debate entre sectores importantes de intelectuales y jóvenes revolucionarios, sobre la necesidad del desarrollo de la revolución internacional como vía para fortalecer y librar de su aislamiento a la revolución cubana.

Sus ideas han logrado suscitar un vivo interés por las ideas y el pensamiento del gran revolucionario ruso León Trotsky, personaje al que cita y reivindica en multitud de ocasiones.

Edición cubana de

‘Razón y revolución’

Nuestra intervención ha estado marcada por la publicación, a cargo de la editorial Ciencias Sociales, de la primera edición cubana de uno de nuestros libros más conocidos: Razón y revolución, escrito por los revolucionarios británicos Alan Woods y Ted Grant.

Nuestra Fundación cedió con satisfacción y desinteresadamente los derechos de edición a esta editorial para hacerlo posible y contribuir así a que un mayor número de cubanos pudiera acceder a él.

En la anterior edición de la feria, presentamos la segunda edición española de este libro y aunque ninguno de los autores pudo estar, el libro despertó gran interés.

En la presentación de la edición cubana, estuvo presente Alan Woods, al que acompañó en el acto Adán Chávez, embajador de Venezuela en Cuba, hermano del presidente Hugo Chávez y amigo de Alan.

El acto fue de las presentaciones de libros que más público congregó de las que se realizaron en la feria y nadie salió defraudado.

Adán Chávez, hizo una brillante presentación del libro y explicó que era uno de los libros de cabecera tanto suyo como de su hermano Hugo Chávez.

Alan centró su exposición en el análisis de la crisis del capitalismo, sus efectos negativos en las condiciones de vida de la mayoría de la población mundial, la crisis de las corrientes filosóficas burguesa y, en consecuencia, la ciencia y acabó planteando que la única alternativa viable a esta situación era la lucha por el derrocamiento del capitalismo y la construcción de un mundo socialista.

El hecho de que todos los ejemplares de Razón y revolución que se pusieron a la venta en la feria se hayan vendido es una prueba más del tremendo impacto que este libro ha tenido en Cuba.

También fue presentado en la Universidad de La Habana. En este acto, que también contó con una muy buena asistencia, intervino como presentador Jorge Luis Acanda, profesor universitario de gran prestigio, muy conocido en los círculos intelectuales cubanos.

Nuestro stand

Seis metros cuadrados repletos de clásicos del marxismo como El Manifiesto Comunista, El Estado y la revolución, Las Tesis de abril, Reforma o revolución, dando especial protagonismo a los escritos de León Trotsky como: La revolución permanente, La revolución traicionada, La lucha contra el fascismo en Alemania, etc., mezclados con libros y documentos de autores marxistas contemporáneos como Alan Woods y Ted Grant, además de las publicaciones de la corriente marxista española El Militante, ha instalado la Fundación Federico Engels durante nueve días en La Cabaña, siendo visitados por miles de personas.

Como ya sucediera el año pasado, los escritos de Trotsky y todo el material referente a él han sido los que más han llamado la atención de los que han visitado nuestro stand.

Especial mención merece el éxito del póster de León Trotsky que fue adquirido por multitud de personas, sobre todo de jóvenes.

También tuvimos la visita de intelectuales comprometidos en la lucha por un mundo mejor; en este sentido destacamos el paso por nuestro stand de James Petras que estuvo un buen rato charlando con nosotros y compró bastante material.

Por último, es necesario destacar la visita de un gran número de jóvenes de distintos países latinoamericanos que están completando sus estudios en Cuba: brasileños, colombianos, argentinos, hondureños, chilenos, venezolanos, bolivianos, etc. Muchos pasaron por nuestro stand comprando gran cantidad de material.

Interés por Alan Woods

y sus escritos

La visita de Alan Woods a Cuba en el marco de la Feria del Libro ha llamado la atención de numerosos intelectuales que han querido entrevistarse con el marxista galés, interesados por sus escritos a los que muchos de ellos tuvieron acceso por primera vez el año pasado.

Nos gustaría resaltar el encuentro con científicos celebrado en el Centro de Estudios Europeos de La Habana y la posterior entrevista con Francisco Brown, jefe del departamento de fuerzas políticas y movimientos sociales de dicho centro de estudios.

Alan también pudo encontrarse con Fidel Castro hijo, el cual tenía un especial interés en conocer y charlar con él. Woods le obsequió con un ejemplar dedicado de Razón y revolución después de una interesante charla.

Alan Woods también pudo conocer a Armando Hart y tener una cordial charla con este veterano dirigente cubano.

Última etapa:

viaje a Santiago de Cuba

Santiago de Cuba es la segunda ciudad de Cuba situada en la zona oriental de la isla, es una localidad cargada de historia y de tradición revolucionaria. De oriente partieron todas las sublevaciones contra el ejército colonial español y ahí se inició el proceso revolucionario que acabó con la criminal dictadura de Batista.

José Martí, padre de la lucha por la independencia de Cuba, o los hermanos Frank y Josué País, dirigente y miembro destacado del Movimiento 26 de Julio respectivamente, descansan en su cementerio entre gran número de revolucionarios que se alzaron contra la ocupación española o contra el régimen de Batista.

En la universidad de esta ciudad (la única localidad cubana que tiene distinción de heroica) Alan Woods pudo presentar sus libros: La Revolución Bolivariana y Razón y revolución, en su edición cubana, en dos actos organizados por profesores de los departamentos de filosofía e historia.

Como ya ocurriera en los actos organizados en La Habana, decenas de estudiantes y también profesores llenaron las salas donde estos se celebraron. Los ejemplares de los dos títulos que llevamos a Santiago se agotaron, siendo este hecho una prueba de que el interés por las ideas del marxismo expresadas por Alan Woods no es exclusivo de La Habana.

Para los revolucionarios del mundo, para los que luchamos por la transformación socialista de la sociedad, Cuba es un referente y la defensa de las conquistas de la revolución es una obligación.

Desde la Fundación Federico Engels estamos haciendo un esfuerzo por aportar nuestro grano de arena en esta lucha; nuestras armas son las ideas y el programa del marxismo.

En estos momentos en los que la ola revolucionaria crece en toda América Latina y que los oprimidos de gran parte del mundo, incluido el desarrollado, empiezan a ejercitar sus músculos para luchar por un mundo mejor, Cuba se encuentra en un contexto más favorable para fortalecer y profundizar su revolución, rompiendo su aislamiento ayudando a consolidar el carácter socialista del proceso revolucionario latinoamericano. Hugo Chávez en el acto celebrado en la Habana en el que recibió la medalla José Martí de la Unesco, por la contribución del presidente venezolano a la integración Latinoamericana, explicó que la única posibilidad viable para la integración latinoamericana es bajo el socialismo; desde nuestro punto de vista esto es cierto y Cuba debe jugar un papel central en esta lucha.

El presidente venezolano ene ese mismo acto también insistió en un punto clave: debe ser un socialismo sin burocracia en el que el pueblo cuente con los organismos a través de los cuales pueda dirigir la sociedad.

Una federación socialista entre Cuba y Venezuela donde el pueblo a través de sus organismos de poder, controle firmemente la sociedad sin la existencia de burocracia, sería un polo de atracción y un ejemplo a seguir irresistible para los trabajadores y campesinos latinoamericanos que buscan a través de la lucha el camino hacia un mundo mejor. Y que duda cabe que sería una gran inspiración para las masas de todo el mundo.

2006 ha sido una gran experiencia para nosotros, esperamos que la participación de la Fundación Federico Engels en la Feria del Libro de La Habana 2007 repita e incluso supere la de este año.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org