Corriente Marxista Internacional

Este documental, dirigido y protagonizado por Michael Moore, es uno de los más brillantes en su denuncia brutal sobre las armas en Estados Unidos, además de la presentación de lo salvaje del capitalismo en la sociedad americana.

Este documental, dirigido y protagonizado por Michael Moore, es uno de los más brillantes en su denuncia brutal sobre las armas en Estados Unidos, además de la presentación de lo salvaje del capitalismo en la sociedad americana.

Al autor le intriga el elevadísimo número de muertes por armas de fuego en EEUU (más de 10.000 al año) y también el número aún mayor de heridos que deja, el miedo colectivo que conduce a la compra masiva de armas, la actuación lunática de muchas personas que provocan masacres como la de Oklahoma en 1995, el instituto Columbine en Colorado en 1999, asesinatos cometidos por menores, incluso niños, con armas de fuego, y muchos actos más. “¿Por qué?”, se pregunta uno. Moore descarta, por demasiado simplistas, argumentos como los que atribuyen esos hechos a las películas, los videojuegos, la mezcla étnica en EEUU, etc., que no se cansan de repetir los medios de comunicación, analistas, tertulianos y políticos burgueses.

Investigando, Moore empieza a mostrar todas las conexiones, lazos y entresijos que hacen responsables de este clima de violencia y miedo a los medios de comunicación —la televisión a la cabeza— y la representación política (es decir, el Estado); en definitiva, la burguesía americana, que se beneficia enormemente de esta locura. En todos los programas de TV, a todas horas, se les recuerda constantemente a los americanos que han de estar alerta, prevenir los peligros que les acechan, que quieren destruirles, robarles, matarles. Sus mayores preocupaciones no deben ser la educación, la sanidad o problemas laborales, “¡está en peligro su integridad!, ¡su vida! Nosotros ya nos ocuparemos de lo demás”. Cuando fruto de este miedo y frustración haya jóvenes que pierdan el norte y cometan locuras como en Columbine no hay que preocuparse, en la televisión ya dirán que es culpa del heavy metal, Pokemon o Marilyn Manson, mientras empresas de armamento o funerarias subvencionan actividades escolares. Ah!, no olvidemos el terrorismo individual y acciones como el 11-S, que tan bien viene a la burguesía para sus planes de reforzar su impunidad y dominio en el mundo y a su vez asustar a la gente con el ántrax y las armas de destrucción masiva.

En definitiva, un humor sarcástico, inteligente y atrevido para una denuncia brutal de la manipulación y el miedo en EEUU.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org