Imprimir
Un joven pianista judío y su familia, los cuales residían en Polonia, se vieron expulsados, encerrados y masacrados en guetos junto al resto de la comunidad judía a causa del genocidio nazi y la ocupación de los países del Este durante la Segunda Gue Un joven pianista judío y su familia, los cuales residían en Polonia, se vieron expulsados, encerrados y masacrados en guetos junto al resto de la comunidad judía a causa del genocidio nazi y la ocupación de los países del Este durante la Segunda Guerra Mundial.

Posteriormente, al final de la guerra llegó el derrocamiento del III Reich y la expansión y dominio territorial del ejército soviético de la URSS de Stalin.

Éste es el marco histórico de la película, que nos muestra los terribles efectos del holocausto nazi sobre la comunidad judía que sufrió la explotación, la miseria y el exterminio de gran parte de su pueblo.

También nos muestra cómo dentro de los guetos existían dos clases de judíos, los ricos y los pobres, y cómo la policía judía creada dentro de los guetos colaboraba con la policía secreta nazi para controlar a la población judía y que ésta no pusiese en peligro el dominio nazi del país.

No hay que olvidar que el ascenso de Hitler al poder fue consecuencia de la aniquilación de la revolución alemana de 1918.

El nazismo masacró y fusiló a millones de trabajadores comunistas y socialdemócratas, además de destruir tanto al Partido Socialdemócrata como al Partido Comunista Alemán.

Desde un punto de vista crítico debemos también valorar lo que sucede en nuestros días con la ocupación del ejercito judío de los territorios palestinos. Por esa razón, debemos denunciar tanto el holocausto nazi como el genocidio que sufren hoy los palestinos a manos del ejército israelí. Además, también debemos decir que no hay solución al problema de Oriente Medio bajo el capitalismo y, por lo tanto, es más necesario que nunca el fortalecimiento de la unidad de la clase trabajadora palestina e israelí para sentar las bases del socialismo en Oriente Medio.

El nazismo masacró a comunidades étnicas enteras, pero también a millones de trabajadores comunistas que luchaban por un mundo mas justo e igualitario. La película relata la historia real del pianista polaco Wladyslaw Szpilman, quien años más tarde escribiría el libro El pianista del gueto de Varsovia, donde refleja tanto su historia personal como los sufrimientos del más de medio millón de judíos que perdieron la vida en el gueto de Varsovia.