Imprimir
“4 días de marzo no pretende ser un documental objetivo. Nuestras propias convicciones políticas y morales nos impiden esa objetividad (que por otra parte nunca existe....), pero nuestro documental es honesto. “4 días de marzo no pretende ser un documental objetivo. Nuestras propias convicciones políticas y morales nos impiden esa objetividad (que por otra parte nunca existe....), pero nuestro documental es honesto. Honesto en su forma y honesto en su contenido. Lo que hemos montado es lo que vimos, lo que se ve en la película es lo que nos pasó. Este documental no ha sido solamente una experiencia cinematográfica para los miembros de El Cuadrado, ha sido mucho más que eso. Han sido cuatro días que algunos de nosotros nunca olvidaremos”.

No hay mejor carta de presentación para este documental que estas palabras de sus autores, cuatro trabajadores de diferentes medios de comunicación que, tras el shock inicial que supusieron los atentados del 11-M, salieron con sus medios (dos cámaras particulares) a recoger lo que estaba pasando en Madrid. No dejarían de grabar hasta 96 horas después, después de cuatro días que, efectivamente, millones de nosotros nunca olvidaremos.

Agatha Álvarez, María José Espinosa, Gabriela Gutiérrez Dewar y Stéphane M. Grueso son los componentes de El Cuadrado. Se conocieron el 8 de marzo en el Taller de Dirección de Documentales del Instituto de RTVE. 4 días de marzo es su primer trabajo y es el montaje que realizaron en los cuatro días siguientes al 14-M del material grabado los cuatro días previos.

Han conseguido recoger en 30 minutos lo que sucedió en cuatro días a través de imágenes y pequeñas entrevistas. A pesar del impacto, desde la noche del mismo jueves 11 de marzo se suceden las dudas, algo no cuadra, ¿de verdad ha sido ETA? ¿El Gobierno está ocultando conscientemente pruebas, indicios, algo que lleve las sospechas por otros derroteros? Todas estas dudas que ahora asaltan a los miembros de la Comisión del 11-M y a respetables medios de comunicación están resueltas en este documental.

El eje del documental es precisamente ése: mientras el Gobierno del PP intentaba por todos los medios mantener el engaño hasta después de la jornada electoral —van insertando las sucesivas declaraciones del Mentiroso Mayor, el legionario de Cristo Acebes—, en la calle, la caldera de la indignación se llenaba de vapor a pasos agigantados.

Ese vapor encontrará finalmente un pistón con el que convertirse en una fuerza material: las concentraciones convocadas frente a las sedes del PP en la jornada de reflexión, primero en Madrid y después en todo el Estado. El documental ofrece imágenes desde los primeros mensajes con los que se convocó hasta de los cinco minutos de silencio que mantuvimos decenas de miles en Atocha a las 2 de la madrugada del 14-M. Como explica el corresponsal de Süddeutsche Zeitung, en una breve entrevista donde denuncia clara y concretamente la manipulación del PP, “esto no es un día de reflexión, es un día de convulsión”.

El documental no finaliza con la noche electoral y ya está. Después de mostrar las votaciones, la masiva afluencia a los colegios electorales para echar al PP, nos ofrecen la valoración que a las 7 de la mañana ofreció la Cope: auténtica bilis para explicar que han perdido, que la derecha ha sido derrotada. Esa es la verdad: les hemos derrotado pero aún siguen ahí, la lucha sigue.

Para acabar, repetimos el llamamiento que los autores hacen en su web (www.4diasdemarzo.com): “Nuestro documental se puede copiar y distribuir libremente para uso personal. Sólo pedimos que nos escribáis para contarnos dónde habéis exhibido el documental y qué reacciones habéis observado: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.”.