Corriente Marxista Internacional

Colombia

Si comparamos el nivel de organización y la capacidad de movilización de la clase obrera, por ejemplo, en Medellín y en Bogotá, vemos que ésta última es mayor en ambas dimensiones, esto no es algo extraño: así como el desarrollo de la lucha de clases no es igual en los diferentes países, tampoco lo es entre las diferentes ciudades, en la capital suelen siempre hacerse más evidentes las contradicciones sociales existentes, los obreros están expuestos a presiones mayores, sacan más rápido sus conclusiones y llegan a la movilización relativamente fácil. 

El resultado de la crisis económica, en Colombia como en todo el mundo (o incluso más, a causa de todo el sufrimiento y malestar acumulado en el seno de las masas a lo largo de los últimos años) será agudizar la lucha de clases así como las divisiones tácticas en el seno de la burguesía. La única forma de evitar que la crisis se cargue sobre el pueblo, sobre los pobres, los trabajadores del país, es primero que todo bajando al gobierno paramilitar de Uribe, sin este prerrequisito, es imposible evitar que los trabajadores suframos la crisis.

La masiva movilización popular del año pasado ha demostrado que existe el potencial para bajar mediante una huelga general al gobierno paramilitar. Si el año pasado no se logró acabar  con el gobierno de Uribe Vélez fue porque una serie de condiciones no se cumplieron, sin embargo, estuvieron por consumarse, si no hubiera sido por la falta de coordinación de las direcciones sindicales, partidos políticos y movimientos sociales, la historia del régimen habría sido otra.

El día miércoles 10 de diciembre 7 senadores de la bancada del Polo Democrático Alternativo (PDA) votaron a favor de Alejandro Ordoñez, que se postulaba al cargo Procurador General de la Nación. Alejandro Ordoñez es un derechista declarado, y candidato de Uribe. En el parlamento, al momento de la elección, 81 senadores votaron por él, 18 se abstuvieron o ausentaron, y 3 se opusieron completamente. Lo importante de la jornada fue que volvió a salir a flote la contradicción principal del PDA, que es en cortas palabras la "convivencia" de dos sectores profundamente antagónicos, contrarios, un ala de izquierda y otra de derecha, en el interior del Polo.

La agudización de la lucha de clases durante los últimos meses demuestra que Colombia sigue la misma senda del resto del continente. Tanto el auge de las luchas obreras como el carácter tan duro y explosivo de varias de ellas, particularmente la de los trabajadores judiciales o los corteros de caña, demuestran el potencial revolucionario existente. En otros artículos hemos examinado en detalle estos sucesos. Sin embargo, la clave para que esta movilización de las masas culmine en la transformación socialista de la sociedad o no reside en la política que apliquen las principales organizaciones obreras colombianas: la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), el Polo Democrático Alternativo (PDA) y, por supuesto, el Partido Comunista de Colombia (PCC), que forma parte de la izquierda del Polo.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org