Corriente Marxista Internacional

El Militante.- ¿Qué reclama el Frente de Resistencia?

Erasto Reyes.- El 28 de junio se dio un golpe de Estado (...) para detener las amplias aspiraciones del pueblo hondureño de profundizar la democracia, ampliar la participación y convocar una asamblea constitucional. El golpe fue dado por un sector de los empresarios, un sector de la iglesia católica, un sector de la iglesia evangélica, la corte suprema y obviamente los militares, con el fin de impedir una encuesta que se realizaría el día 28 sobre la reforma de la constitución (...). El pueblo hondureño demanda la restitución del presidente Zelaya y la convocatoria de una asamblea general constituyente. Algo que a todas luces a los grupos oligarcas y ciertos circuitos no les conviene, y por tanto van a seguir dilatando, elaborando estrategias e implementando medidas para impedir que el pueblo logre su cometido. Es en ese sentido que la solidaridad internacional ha sido importante. Tanto de los pueblos, sobre todo de los movimientos sociales, como de algunos estados en el mundo (...) ha permitido que el pueblo hondureño resista 95 días

EM.- Háblanos de la situación que vivía Honduras, de cómo el gobierno de Zelaya había afrontado algunos de los problemas sociales y de vuestra opinión al respecto.

E.R.- Nosotros no somos zelayistas. Eso es algo que queremos aclarar (...) la lucha no es entre Micheletti y Zelaya. No es así, aquí lo que hay es un problema de clase, una lucha de clases. Y más allá de eso nosotros reconocemos los hechos que el presidente Zelaya llevó a cabo que beneficiaban al pueblo hondureño. Por lo tanto apoyábamos esas actuaciones que resuelven las necesidades y demandas del pueblo y no estábamos de acuerdo en aquellas donde el presidente Zelaya no cumplía. (...) Este Frente Nacional de Resistencia, que está integrado por campesinos, por obreros, por mujeres, indígenas (...) nos ha permitido conducir una propuesta de lucha en el sentido de que las discusiones se toman en colectivo (...)

EM.- Poco después del golpe en Honduras, Colombia llega a un acuerdo con EEUU para ceder sus bases ¿hay una una ofensiva general del imperialismo contra los procesos revolucionarios?

E.R.- Se pensó que Honduras era el eslabón más débil, donde se podía romper más fácilmente con las aspiraciones sociales, comunitarias y progresistas de los latinoamericanos. Las aspiraciones de vivir mejor, como seres humanos y no como parias o siendo objetos de la política imperialista norteamericana. El hecho de que a la par del golpe de estado en Honduras se hayan instalado bases norteamericanas en Colombia no es más que una afrenta a los intereses latinoamericanos, genuinos, que tienen nuestros pueblos. Esa es una amenaza a todos los procesos de liberación y de progreso en Venezuela, en Bolivia, en Ecuador, en Brasil, El Salvador y Nicaragua y por qué no, en Honduras.Son amenazas a las que vamos a vencer, yo no tengo dudas de que las vamos a vencer, por la vía de las ideas y por la vía de obligar a países como EEUU a que reconozcan que tenemos derecho a nuestra propia libertad y a hacer lo que nosotros queramos en función de nuestros intereses.

EM.- ¿Cómo crees que se puede derrotar a Micheletti?

E.R.- En principio Micheletti ya ha sido derrotado. Ha sido derrotado porque ha sido incapaz de gobernar un país durante los últimos 95 días. Precisamente porque la gente ha roto esa posibilidad de que gobierne. Nosotros esperamos que se vayan del poder y haya una restitución democrática en la que se garanticen el respeto a los derechos humanos, el respeto a los derechos laborales, el respeto a la vida como un derecho fundamental de los seres humanos (...). Nosotros anhelamos vivir en un país donde un grupo de hondureños no esté encima de los demás, nosotros anhelamos que no haya una división de clase como en este momento existe. Obviamente nosotros no estamos en contra de la riqueza, lo que esperamos es que sea distribuida equitativamente y no que se vaya a unas pocas manos. (...) Para nosotros y de hecho lo proponemos así una salida política es la convocatoria de una asamblea constituyente. Lo que ellos querían impedir hoy es un anhelo sin precedentes para el pueblo hondureño.

EM.- ¿Ves una América Latina socialista?

E.R.- Es una pregunta bien difícil de responder. Pero anhelamos que viva en socialismo América Latina. Es uno de nuestros mayores anhelos. A partir de la liberación de América Latina y de la construcción del socialismo podemos construir en el resto de los pueblos del mundo esta propuesta de justicia social, donde todos seamos iguales. Aunque parezca utópico sigue siendo un sueño de nuestros pueblos y de nuestras organizaciones. Y Honduras hoy por hoy está poniendo su granito de arena, llamémosle así.

EM.-Si quieres añadir alguna cosa más...

E.R.- Muchas gracias a ustedes, esperamos que esta plática pueda difundirse por todos los medios posibles, que sepan los pueblos de la tierra que en Honduras hay un pueblo que lucha y que espera vivir y que tiene esperanzas en otro mundo posible. Que nos resistimos a que nos gobierne el capitalismo.

Puedes pinchar aquí para ver el vídeo de otra entrevista con el compañero Erasto Reyes

 


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org